Tecnología
Amazon Echo Amazon

Una de las tendencias tecnológicas que han abrazado algunas de las firmas más importantes del sector son la de los altavoces inteligentes. Se trata de dispositivos de audio que incorporan funciones avanzadas controladas mediante comandos de voz. Su cerebro se encuentra en software como Alexa, Siri o Assistant desarrollados por Amazon, Apple y Google, respectivamente.

Desde que empezaran a comercializarse una de las dudas que rodean a estos aparatos tienen que ver con el uso de los datos personajes. Estos altavoces están diseñados para colocarse en el salón y servir de puente a otros dispositivos electrónicos conectados. En ese esfuerzo de los fabricantes para implantar el «hogar inteligente», propuestas como Amazon Echo se han exhibido un potencial increíble, pero el hecho que dispongan de unos sistemas de reconocimiento de audio que estén permanentemente «escuchando» al usuario ha generado un intenso debate acerca de los posibles usos indebidos de la información recopilada de manera permanente, según recoge ABC.

Un hecho que, pese a todo, no ha frenado el crecimiento de las ventas de estos altavoces inteligentes en el último año. De uno de los más populares, el Amazon Echo, han comenzado a surgir ciertas dudas que bien podría formar parte de un misterio, un fallo técnico o una conspiración para catapultar a las propuestas de la competencia. Estos sistemas incluyen modelos basados en inteligencia artificial y «machine learning» diseñados para «aprender» de los hábitos y peticiones de los usuarios para afinar los resultados y peticiones.

VÍDEO DESTACADO: ¡Patinazo histórico!: Piden contenedores de plástico a Amazon y reciben 30 kilos de marihuana