Tecnología
Tarjeta de crédito en el móvil PD

Los avances proporcionados por la tecnología móvil están suponiendo un gran cambio en lo que se refiere a la forma de pagar nuestras compras en los establecimientos, permitiendo entre otras cosas poder pagar sin tener que utilizar una tarjeta bancaria físicamente.

Las tarjetas de crédito tradicionales afrontan un periodo de incertidumbre frente a la irrupción de las nuevas aplicaciones móviles. Aún no está claro si la decisión final estará en manos de los usuarios o de los bancos, pero de lo que no hay duda es de que el cambio ha llegado y esté produciéndose a marchas forzadas.

La tendencia dentro del mercado español
Los motivos por los cuales la banca está realizando este esfuerzo tecnológico son muy variados:

  • Agilización de los procesos de compras.
  • Mejora de la seguridad de las compras.
  • Incremento de las prestaciones de los mecanismos de pago de las compras

Pero, sobre todo, cabe destacar una tendencia imparable a lo largo de los últimos años.

Los españoles estamos conectados a Internet a través de nuestros dispositivos móviles. De acuerdo con el informe anual de la Fundación Telefónica, el 53% de los usuarios de Internet se conectan a través de sus smartphones y tablets, frente al 47% que lo hacen desde sus ordenadores de sobremesa. Es decir, vivimos pegados al móvil.

Transformar el Smartphone en una tarjeta de crédito
Los usuarios más activos de la telefonía móvil -nativos digitales y Millenials- utilizan sus smartphones e Internet en su vida diaria y para llevar a cabo un gran número de tareas.

El pago de sus compras a través del Smartphone era tan sólo una cuestión de tiempo. De hecho, plataformas como Paypal ya supusieron en su momento un cambio radical para la seguridad de las compras realizadas a través de Internet.
El sector bancario tiene muy claro que, si no desea perder el tren tecnológico, necesita adelantarse a los acontecimientos y ofrecer a los usuarios formas más fáciles y sencillas de utilizar su tarjeta de crédito.

Nuevas aplicaciones por parte del sector bancario
A lo largo de los últimos años, el lanzamiento de apps móviles para pago con tarjeta por parte de la banca no ha cesado.

Primero fue el BBVA, con su app BBVA Wallet, la cual hace tiempo superó el millón de usuarios.

Más recientemente, le han seguido muchas otras entidades con sus respectivas apps. Todas quieren un pedazo del pastel e intentan que sus clientes utilicen su propia app en exclusiva.

  • imaginBank
  • Santander Wallet
  • Sabadell Wallet
  • Bankia Wallet
  • ING Direct
  • Bankinter Pagos TVM

Cada una de estas aplicaciones tiene sus particularidades. No todas funcionan de la misma manera, pero el objetivo es siempre el mismo. Lograr que los clientes utilicen el móvil para pagar sus compras a través del TPV o datafono del establecimiento.

¿Cómo funcionan estas aplicaciones de pago con el Smartphone?
Como ya hemos comentado, hay diferentes alternativas en el mercado. No obstante, la que más empuje está teniendo en la actualidad es aquella en la que se registran en la app los datos de la tarjeta de crédito o debido física de que se es titular.

Una vez registrados, la app ya puede ser utilizada como si de una tarjeta de crédito contactless se tratara. Es decir, bastará con activar la aplicación y acercarla a menos de 20 centímetros del TPV del comercio correspondiente. Siempre que nuestro teléfono móvil disponga de la tecnología NFC.

Finalmente, se inserta el código PIN y la compra ya se habrá consumado.

Nuevas aplicaciones generalistas
Por supuesto, los bancos no son los únicos en advertir el potencial de este tipo de aplicaciones. Tanto los fabricantes de telefonía móvil como los operadores de comunicaciones están lanzando nuevas apps cuyo funcionamiento y propósito es muy similar al descrito anteriormente.

El objetivo no es otro que captar la mayor base de usuarios posible para poder obtener un rendimiento económico de forma directa o indirecta.

  • Samsung Pay ya aterrizó en España de la mano de Caixabank (e imaginBank) y, poco a poco, se ha extendido a otras entidades como Abanca y Banco Sabadell.
  • Paypal cuenta con su propia aplicación denominada Paypal Here.
  • Con respecto a las operadoras de telefonía, Vodafone Wallet y Orange Cash son los mejores ejemplos del mercado.

No obstante, la guerra por sustituir a las tarjetas de crédito mediante el uso del móvil no ha hecho más que empezar. La llegada de Apple Pay y Android Pay es sólo cuestión de tiempo. Se trata de otros dos gigantes que, seguramente, tendrán mucho que decir.

Preocupación respecto a la seguridad
Obviamente, una de las mayores preocupaciones de los usuarios es todo lo que se refiere a la seguridad de sus tarjetas de crédito.

Hace ya tiempo que el mundo de los virus informáticos se expandió a la telefonía móvil inteligente, lo cual plantea muchas preguntas acerca de cómo de seguros estarán nuestros datos registrados por las apps de pago.

Algoritmos de encriptación y creación de tokens únicos
En primer lugar, hay que tener en cuenta que toda la información que concierne al pago de cada una de las compras se almacena de forma totalmente cifrada. De hecho, los datos de la tarjeta nunca son utilizados de forma pública. En su lugar se utilizan tokens; es decir, secuenciar numéricas creadas expresamente y de forma única para cada una de las transacciones. Para ello, se utilizan complejos algoritmos.

Todo ello contribuye a que las compras a través de estas aplicaciones resulten considerablemente más seguras que las realizadas con la tarjeta de crédito física.

Múltiples sistemas de verificación
Además del tradicional PIN, los dispositivos móviles han comenzado a utilizar sistemas biométricos de verificación de la identidad, tales como la huella dactilar.

En definitiva, los móviles terminarán por sustituir a las tarjetas de crédito. Eso parece fuera de toda duda. La cuestión es cuánto tiempo tardará en consumarse este proceso.