Tecnología

Tres amigos estadounidenses aficionados a la astrología crearon la aplicación Co-Star, que genera pronósticos astrológicos basándose en la hora, la fecha y el lugar de nacimiento, así como haciendo uso de la base de datos de la NASA que vigila el movimiento de los planetas, informa el portal Motherboard.

Mientras que los horóscopos típicos se escriben de acuerdo al signo solar de una persona, que es solo una parte de la carta astral, el programa de inteligencia artificial (IA) de Banu Guler, Ben Weitzman y Anna Kopp toma en cuenta la Luna, otros planetas del sistema solar y las 12 casas del zodiaco, ya que cada uno de estos parámetros representa una parte diferente de la vida de una persona -las relaciones, el trabajo y el hogar- e influye en las predicciones, según recoge RT.

Los estadounidenses pasaron varios meses para hacer un algoritmo de predicciones astrológicas, estudiando libros sobre astrología y hablando con astrólogos profesionales para descubrir cómo interpretar mejor ciertos eventos celestiales. Los desarrolladores también querían que la aplicación generara horóscopos en un lenguaje simple y comprensible.