Tecnología
Dondal Trump, Twitter y la política de comunicación del nuevo presidente de EEUU. WH

Hace solo seis semanas, Twitter hizo un experimento. Decidió duplicar el límite de caracteres a alguno de sus usuarios para observar su comportamiento.

Quería saber si los 140 caracteres eran un impedimento a la hora de hacer un uso frecuente de su plataforma.

Tras este tiempo han decidido hacer un cambio que para los más puristas atenta contra la esencia del servicio y, para la mayoría, será un alivio.

En lo sucesivo, el límite de Twitter serán 280 caracteres, el doble del original, salvo en japonés, coreano y chino, idiomas en los que los 140 sirven para expresarse con holgura.

La entrada en vigor desde la medida será paulatina desde este 8 de noviembre de 2017 y en pocas semanas lo tendrán todos.