Tecnología
Twitter RS

Twitter ha anunciado que aplicará un "ajuste de cifras" en el número de seguidores de las cuentas de cada usuario, que supondrán una pérdida de en torno al 6% de su masa de followers. En realidad, lo que la red social pretende hacer es una gran criba de cuentas abandonadas o con comportamientos anómalos,.

A partir de este jueves 12 de julio, los usuarios de Twitter verán cómo se reduce su cifra de seguidores en la red social, que eliminará cuentas hasta ahora congeladas, bien por inactividad, bien por seguir a demasiadas cuentas a la vez ─lo que levanta sospechas en Twitter sobre posibles hackeos o cesiones de la cuenta a fines políticos─.

"En el marco del constante esfuerzo que estamos haciendo en todo el mundo para generar mayor confianza y promover una conversación saludable en Twitter, entendemos que cada parte del servicio es importante. Las cifras de seguidores son visibles y queremos que todo el mundo tenga la seguridad de que los números son relevantes y precisos", explican desde Twitter a través de un post.

"Durante estos años, hemos congelado o restringido el acceso a aquellas cuentas en las que hemos detectado cambios repentinos en el comportamiento. En estas situaciones, nos ponemos en contacto con los dueños de las cuentas y si no validan la cuentan y resetean sus contraseñas, mantenemos su cuenta provisionalmente congelada sin que puedan acceder a ella", prosiguen.

Se trata de una medida que va encaminada única y exclusivamente a la visibilidad de los followers, ya que no supone la eliminación de esas cuentas:

"Esta semana, vamos a proceder a excluir estas cuentas del recuento de seguidores en perfiles de todo el mundo. Como resultado, el número de seguidores que se muestra en muchos perfiles puede disminuir".

La cuestión es que ni siquiera Twitter contabiliza a esos usuarios fantasma a la hora de ofrecer datos de tráfico o de usuarios de la red social, según businessinsider.

Eso sí, hasta ahora, contaban y eran públicos como seguidores en cualquier perfil.

En cualquier caso, no se trata de una limpieza de usuarios poco activos y tampoco tiene nada que ver con la polémica surgida en los últimos días a raíz de cuentas bloqueadas por denuncias que nunca se produjeron de otros usuarios ─lo que llegó a motivar el hashtag #Twitternosecha─: más bien, se trata de cuentas abandonadas.

"Si desde Twitter detectamos cambios significativos en el comportamiento de una cuenta podemos congelarla y contactar con el propietario para confirmar si aún tiene control sobre la misma. Esos cambios de comportamiento pueden incluir tuitear un gran volumen de respuestas o menciones no solicitadas, tuitear links engañosos, o si un gran número de cuentas bloquean una cuenta después de que las haya mencionado", explican en el post.

VÍDEO DESTACADO: Como tener más de 2000 Seguidores en Twitter en un Día