Tecnología

Un 87% de los consejeros delegados del sector tecnológico confía en que los ingresos de sus empresas aumenten en los próximos doce meses, según la 'Encuesta Mundial de CEOs del sector tecnológico', elaborada por PwC.

En concreto un 40% de los 148 primeros ejecutivos de compañías del sector tecnológico tiene "mucha confianza" en las perspectivas de crecimiento de los ingresos sus empresas para los próximos doce meses, cifra que se sitúa por debajo del 57% registrado a nivel global.

A este porcentaje se suma otro 47% que asegura tener "cierta confianza" en el crecimiento de su facturación en 2017. De esta manera, un 87% tiene "cierta o mucha" confianza en crecer este año, cifra que aumenta hasta el 91% al ser preguntados por las perspectivas de crecimiento a tres años vista.

En esta línea, un 78% de los encuestados espera que el crecimiento previsto sea de carácter "orgánico", mientras que solo un 53% tiene pensado llevar a cabo recortes este año para crecer, frente al 62% global. Tras estos dos aspectos, la tercer mayor palanca de crecimiento prevén que sean nuevas alianzas estratégicas o joint ventures, con un 49%.

Asimismo, el 59% de los directivos de tecnología espera aumentar su plantilla en 2017, por encima del 52% de la media global, pero, al mismo tiempo, un 75% cree que la automatización y otras tecnologías contribuirán a reducir las plantillas en el largo plazo.

IMPACTO DE TECNOLOGIAS EMERGENTES.

Por otro lado, el informe remarca que las expectativas en torno a tecnologías emergentes como la Inteligencia Artificial, el Blockchain, la robotización o el vehículo autónomo, abre "enormes oportunidades de mercado" para las empresas tecnológicas.

De hecho, un 37% de sus consejeros delegados considera la innovación como la capacidad clave para sacar partido y capitalizar estas oportunidades, muy por delante de cualquier otra y de las habilidades digitales y tecnológicas.

Asimismo, un 80% de los directivos reconoce que la amenaza principal para las perspectivas de crecimiento de las empresas de tecnología, es, según sus directivos, no contar con las capacidades clave. En concreto, el 97% considera imprescindible la creatividad, que también ocupa el primer puesto entre las capacidades más difíciles de encontrar.

En esta línea, también destaca la capacidad para resolver problemas, que es importante para el 97% de los encuestados y la quinta más difícil de obtener, y el liderazgo que es considera clave por el 93% y es la segunda menos habitual.

Por otras parte, el 67% considera que los problemas de ciberseguridad que afecten a la información de la empresa o a sistemas críticos pueden tener un impacto muy negativo en la confianza de sus grupos de interés, por lo que un 70% ya está ocupándose de ello.