Tecnología

En internet se está librando una ardua batalla entre las grandes empresas tecnológicas y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y que tiene que ver con el control del tráfico en la red.

Más de 170 compañías y asociaciones han decidido unir sus fuerzas en el "Día de la Acción" este miércoles para oponerse a los cambios propuestos por la administración de Trump y que afectan a la neutralidad en internet, según recoge BBC Mundo.--Qué es el "Día de la Acción", la protesta masiva por la neutralidad de internet liderada por Amazon, Google, Netflix y más de 180 empresas en EE.UU.--.

Sitios como Google, Netflix y Amazon se han unido a activistas y grupos de defensa de derechos civiles en una protesta coordinada junto a Twitter, Reddit, Facebook y otras plataformas sociales.

También participan Airbnb, Snapchat, el sitio de crowdfunding Kicksarter, la empresa de ventas online Etsy, la aplicación de citas OkCupid y la popular página de pornografía PornHub, entre muchos otros.

Durante la protesta, las empresas involucradas mostrarán en su sitio de internet una variedad de mensajes para simular los posibles efectos de que se elimine la neutralidad en internet, algo que defiende Ajit Pai, el nuevo director de la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. (FCC, por sus siglas en inglés) nombrado por Trump.

Aseguran que perder la neutralidad es perder un principio básico que hace que el tráfico de internet se gestione de manera igualitaria. Pero, ¿qué significa eso exactamente y cómo puede afectarnos?


Una "Vía rápida" para ciertos contenidos

A principios de este año, la FCC votó para eliminar una norma establecida por el expresidente Barack Obama en 2015 que prevenía la "priorización" de datos a favor de ciertos grupos en internet, algo que los activistas consideran perjudicial para los ciudadanos.

La protesta tiene que ver con una solicitud por parte de los Proveedores de Servicios de Internet (ISP) a las autoridades para darles una vía rápida de internet a los servicios que usan grandes cantidades de datos, como Netflix. Los ISP cobrarían más dinero a las compañías que usaran ese "carril rápido".

Los opositores a la neutralidad de la red dicen que frena la innovación y la inversión en infraestructuras de comunicación. Pero para la mayoría de la comunidad tecnológica, esta medida es extremadamente anticompetitiva y atenta contra el espíritu de la propia internet.

Sus defensores, entre ellos la Fundación Mozilla -una organización sin ánimo de lucro de los desarrolladores de Firefox, dedicada a la creación de software libre- dicen que es vital para mantener a salvo los principios que gobiernan internet.

"El problema en este debate es que puede parecer muy arraigado, con gente de grandes compañías exponiendo sus puntos de vista de uno y otro lado, pero queremos mostrar que tiene un impacto en la gente común", le contó a la BBC Ashley Boyd, videpresidenta de la Fundación Mozilla.


¿Qué es la neutralidad en internet?

Es el principio que defiende que los Proveedores de Servicios de Internet (ISP) deben proporcionar a los usuarios igual acceso a todos los contenidos (legales), con independencia de cuál sea la fuente.
Establece que todos los datos e información deben estar en el mismo nivel y las grandes tecnológicas en EE.UU. -como Comcast, Charter y AT&T- no pueden bloquear contenido o reducir la velocidad de ciertas páginas web.
Tampoco pueden dar tratamiento preferencial a su propio contenido para desfavorecer a sus competidores.
Sus defensores dicen que esuna cuestión de justicia, que limita la censura y asegura que no haya favoritismos.
Sus oponentes dicen que restringe indebidamente el mundo empresarial y las inversiones en nueva tecnología, y que hay que actualizar las leyes.

Muchos comparan estas normativas con el funcionamiento de una autopista.

"Los proveedores de servicios de internet podría crear una vía rápida especial para los proveedores de contenido que quieran pagar más", le dice a la BBC Corey Price, vicepresidente de PornHub.

"Eso significa que el streaming (la retransmisión o descarga de datos) puede ser más lento, especialmente en lo que respecta a la pornografía en internet, que puede ser tan problemática como te puedas imaginar".

Los activistas que participan en la campaña le dijeron a la BBC que participarán en el "Día de la Acción" unas 80.000 páginas web.

El objetivo final es llamar la atención sobre esta cuestión para promover la consulta pública y revertir la propuesta de ley del gobierno estadounidense.


"Ganadores y perdedores" de internet

Trump es un oponente declarado de la neutralidad en internet. Y Pai, el nuevo jefe del FCC, eme que los Proveedores de Servicios de Internet no estén invirtiendo en infraestructura crítica debido a que las leyes de Obama les impiden sacar un mayor provecho económico de sus inversiones.

La FCC votó para comenzar el proceso de la eliminación de normas de neutralidad en internet el pasado mes de mayo, y ahora está elaborando una consulta pública.

Los estadounidenses tienen de plazo hasta agosto para expresar sus opiniones.

El asunto ha llegado mucho más lejos de Silicon Valley y muchas celebridades fuera y dentro del mundo tecnológico han hecho sus comentarios públicamente.

Uno de los más directos ha sido el del famoso humorista inglés John Oliver, que se pronunció abiertamente en contra de la ley propuesta por el FCC en su programa televisivo Last Week Tonight, en HBO.

"Lo que queremos que la FCC y los miembros del Congreso escuchen es que la neutralidad de internet es algo muy popular y queremos que dejen de intentar acabar con ella", le dice a la BBC Sean Vitka, abogado en grupos activistas como Demand Progress y Fight for the Future.

"Evita que grandes empresas controlen quién gana y quién pierde en internet. Sin neutralidad, nada podrá frenar al siguiente Facebook o al siguiente Google de tratar a sus clientes de manera igualitaria".


¿Qué dicen los ISP?

Comcast, el proveedor de internet por cable más grande de Estados Unidos, ha compartido algunos mensajes en internet asegurando que defiende los principios de neutralidad, pero se opone a las normas actuales de la FCC.

En una publicación en su blog, David Cohen, su director ejecutivo, escribió lo siguiente:

"Hemos apoyado y seguiremos apoyando fuertemente la leyes que protegen la neutralidad de la red para garantizar una internet libre y abierta par nuestros clientes, y que los consumidores puedan acceder a cualquier contenido legítimo que quieran en el momento que quieran".

La compañía dice también que las leyes actuales que gestionan esa neutralidad han conducido a "años de disputas legales" y a una incertidumbre potenciada por el cambio de la administración Obama a las políticas de Trump.

Pero a la compañía -y a otros Proveedores de Servicios de Internet- les preocupa que un presidente futuro quiera (de nuevo) volver a cambiar las leyes.

El gigante estadounidense de telecomunicaciones AT&T, sin embargo, dijo que apoya el "Día de la Acción", pese a ser un opositor declarado de la neutralidad de internet.

"Estamos de acuerdo en que ninguna empresa debería bloquear contenido o perjudicar la velocidad de descarga de manera discriminatoria", dijo la empresa.

"Así que nos unimos a esta medida porque es consistente con la historia de AT&T en la defensa de el derecho de nuestros clientes a una internet abierta".

En cambio, los activistas dieron poco crédito a las palabras de la firma tecnológica, diciendo que pretende poner en marcha la "priorización" de datos para favorecer a sus usuarios.

"AT&T miente sobre su apoyo a la neutralidad de internet, pero se opone activamente a ella", aseguró Evan Greer, director de la organización Fight for the Future (Lucha por el futuro).