Tecnología
Paula Echevarría. PE

Es la metamofosis más brutal del panorama rosa español.

Paula Echevarría ha pasado en un pis-pas de ser una bloguera de éxito, a ser de las famosas más odiadas en las redes sociales. Cada fotografía que publica recibe muchísimas críticas negativas e insultos de todo índole.

Es precisamente en su cuenta de Instagram donde se puede constatar que Echevarría está a un solo comentario más de estallar.

El pasado 27 de julio de 2017, la asturiana publicó una imagen desde Madrid recordando con nostalgia la playa; en la fotografía aparece la actriz enfundada en un vestido largo, y a través de diferentes etiquetas, la asturiana deja claro de qué firma es la ropa y complementos que lleva y geolocaliza las fotos porque, según asegura, sus seguidores se lo piden.

«Etiqueto de donde son las cosas porque me lo preguntan», «No es publicidad», «Si lo etiqueto malo si no lo etiqueto peor», «Nunca llueve a gusto de todos» y «Pues que llueva a mi gusto», son los mensajes que ha escrito Paula junto a la fotografía dejando claro que no va a dejarse amedrentar.

La polémica se debe a que la actriz lleva publicando todo el verano fotografías en Instagram de los lugares en los que se encuentra y de las marcas que viste.

Las críticas alcanzaron su punto álgido cuando Echvarría comenzó a subir fotografías del hotel en el que se hospedaba en Santi Pectri, «OnlyInMelia» («Solo en Meliá» en español), se puede leer en su Instagram. A raíz de esta etiqueta, los usuarios empezaron a preguntarse si a la asturiana le salían gratis sus vacaciones.

Tampoco parece sentar muy bien en las redes sociales que Echevarría sonría y se muestre contenta en vez de estar llorando por las esquinas tras su ruptura con Bustamante.

S U N S E T 😍🌅 #OnlyInMelia

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el 21 de Jul de 2017 a la(s) 1:16 PDT

De hecho, muchos usuarios de la red social siguen mencionando al cantante en las instantáneas que sube la asturiana a la red social.

La foto en el tren

 

Otro ejemplo del creciente odio hacia Paula Echevarría es la fotografía que subió en un tren leyendo el pasado 9 de julio.

Paula escribió «De vuelta a casa (y leyendo posibles nuevos proyectos)».

Algunos usuarios criticaron la fotografía por no ser demasiado casual, que era lo que Echevarría quería aparentar:

  • «Sería una mejor foto si no se viese el reflejo de tu amiga sacando una foto evidentemente intencionada» 
  • «Muy fan de pedirle a la chica de al lado que te haga una foto mientras te haces la ocupada y concentrada leyendo como si no estuvieras enterándote».

Tampoco faltaron las críticas hacia su atuendo, que algunos calificaban de «pijama».

De vuelta a casa! 💺🚅 (Y leyendo a conciencia posibles nuevos proyectos! 🤞) 😘😘😘

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el 9 de Jul de 2017 a la(s) 2:47 PDT