Tecnología
Fibra óptica Pixabay

La realidad, hoy en día, con Internet es que se utiliza para múltiples tareas y, en función de esto, se requerirá de una mayor o menor velocidad porque directamente relacionado está la productividad con la que se va a contar. No hay que perder de vista que son muchas las personas que usan la Red para poder mantener su negocio online o que requieren de conexiones fluidas para poder comunicarse con otras que se encuentren en diferentes rincones del planeta. Como es lógico, cuanto más se necesite Internet, mayor deberá ser la conexión con la que se cuente, sobretodo si lo que se busca es versatilidad con la misma. En este sentido la fibra óptica le gana la batalla a todas las opciones puesto que es la opción que puede ofrecer mayores velocidades y, además, que éstas estén garantizadas. Ahora mismo se puede contar con fibra óptica barata a tan sólo un clic de distancia así que, todo el que requiera de una importante ancho de banda debería plantearse esta alternativa. Vamos a analizar qué velocidades se suelen requerir para que las tareas más habituales no resulten pesadas en función a las mismas.

  1. Navegar por Internet y mandar correos electrónicos. Es, por decirlo de alguna manera, la tarea más básica que se puede llevar a cabo y como aquí lo que predomina es el texto no se requiere de mucha velocidad para ello. Normalmente, con contar con unos 3Mb sería suficiente. En el caso en el que sólo se quiera para los emails, incluso con 1 Mb, estaría bien. Eso sí, si lo que se busca es una navegación fluida y poder visitar la mayor parte de las webs sin problemas lo mejor es partir de los 6 Mb.
  2. Streaming. Ya sea para ver series, películas, canales de música... Como aquí lo que prevalece es el vídeo (es decir, archivos que pesan más) sí que hace falta contar con una velocidad mayor para que la experiencia resulte agradable y no haya que esperar, constantemente, a que aquello que se quiere visualizar se cargue o sufrir parones. Para esto, lo mejor es partir de 3 Mb y, de hecho, para estar seguros, de 6 Mb. Quien quiera asegurarse una navegación excelente en calidades de HD o de Full HD no puede contratar menos de 10 Mb.
  3. Videollamadas o llamadas de voz. Internet ha permitido que las personas estén conectadas de una manera mucho más sencilla, en tiempo real, y llegando a verse incluso. Para que este tipo de servicios no sufran interrupciones requieren, al menos, de unos 10 Mb.
  4. Los videojuegos online. Sin duda la fibra óptica es la mejor opción y, como ocurre con el caso anterior, contar con menos de 10 Mb sólo puede acarrear el tener, de vez en cuando, problemas.
  5. Compartir contenido. Hablamos del uso de fotos, vídeo y textos en plataformas como Redes Sociales. No hace falta mucho para esto. Con un mínimo de 1 o 2 Mb ya estaría bien.
  6. Internet en la empresa. Habría que definir para qué se va a usar el Internet en esa empresa en concreto, pero teniendo en cuenta un mundo globalizado y la opción de poder contactar con proveedores y clientes en otros países, lo mejor es partir de los 10 Mb.