Tecnología
Alba Carrillo Telecinco

No es, con mucho, lo peor que le podía pasar, pero tiene la negra Alba Carrillo.

Las malas noticias no cesan para la modelo. Después de los enfrentamientos con dos de sus exparejas, Fonsi Nieto y Feliciano López, la modelo vuelve a sufrir un revés. Unos hackers se han hecho con su cuenta de Instagram.

Así lo ha confirmado su propia madre, Lucía Pariente, con un mensaje en esta misma red social, a petición de Carrillo, en el que aseguraba que estaban intentando solucionar el problema para activar la cuenta de nuevo.

«Me pide Alba que os comunique que la cuenta de Instagram ha sido hackeada. Está intentando activarla de nuevo. Os manda un beso enorme y hasta pronto».

Pero los reveses que está sufriendo la modelo a su regreso Honduras, donde estuvo tres meses participando en el programa «Supervivientes», no han hecho que pierda la sonrisa. Hace tan solo unos días, Carrillo se declaraba a su novio, David Vallespín, a través de las redes sociales.

«¡De vuelta! Creo que has pasado la prueba con creces. Nuestras primeras vacaciones juntos me han hecho reflexionar que quizá deberías de dejar de ser mi #nonovio pero...es que me encanta decírtelo. Gracias por no dejarme sola, por no soltarme de la mano, por no perder la paciencia con nuestras excursiones de buceo, por no cejar en el intento de despertarme cuando te digo 5 minutos más, por no dejar de reírnos... eres un no novio maravilloso. Más quisieran muchos novios a secas».

Eso escribía Carrillo sobre Vallespín, cuyo apoyo ha sido vital en estos momentos tan difíciles para ella.

La modelo podría enfrentarse en los tribunales con Fonsi Nieto por la custodia de su único hijo, algo por lo que asegura estar tranquila.

«Voy a tomar medidas legales. Soy una madre estupenda y no voy a dejar que nadie me ponga en duda. No tengo miedo porque confío en la ley y todo va a salir bien»

Eso soltó a su regreso de vacaciones. A lo que se sumaría el hecho de que Feliciano López podría declarar en este juicio, una traición que Carrillo no perdona.