Tecnología
Extorisón, chantaje, fotos. PD

Le exigían un paston bajo la amenaza de enviar a su mujer las tórridas imágenes de sexo explícito que el muy pardillo se había dejado hacer, cuando creía que la maciza se acostaba con el por amor.

Una pareja ha sido detenida por la Guardia Civi y puesta en libertad por el juez, con cargos por exigir a un empresario de la provincia de Alicante 100.000 euros para no difundir unas fotos de elevado carácter sexual.

Los arrestados son una mujer española de 52 años y un holandés de 55, ambos pareja, y la primera tuvo una relación sentimental con la víctima que aprovechó para obtener imágenes explícitamente sexuales, y así llevar a cabo la extorsión.

La mujer aprovechó que había tenido una antigua relación con el empresario víctima para volver a seducirle, en la actualidad casado.

Durante esta nueva relación, han mantenido numerosas conversaciones a través del teléfono móvil y mediante la aplicación WhatsApp, en la que llegaron a enviarse vídeos y fotografías de marcado contenido sexual.

Cuando la mujer ya tenía suficiente material para comprometerle, la conversación cambió radicalmente de tono ya que comenzó a exigirle, tanto ella como su pareja, el pago de 100.000 euros para no publicar las imágenes y no enviárselas a su actual mujer.

Tras varias conversaciones la pareja pretendía, además, que el afectado se desplazara a la localidad de Lloret de Mar (Gerona), su localidad de residencia, para hacer entrega de la cantidad exigida.

El desventurado se negó a desplazarse y les ofreció una cantidad menor, algo más de 60.000 euros, con la condición de que firmaran un documento en el que se comprometieran a destruir las imágenes.

Tras cerrar el acuerdo, el afectado aportó todos los documentos que corroboraban lo sucedido ante la Guardia Civil, que dispuso un operativo para detener a los presuntos extorsionadores.

El encuentro se produjo en la cafetería de un conocido hotel de una localidad de la provincia alicantina, que no ha desvelado el instituto armado para preservar la identidad del afectado, donde se situaron varios agentes de paisano.

Llegó la pareja y, tras una breve conversación, el empresario les ofreció el documento del que habían hablado y la mujer lo firmó, momento en el que los agentes, que habían observado la escena, se identificaron y procedieron a los arrestos.

Posteriormente, la pareja fue puesta a disposición de la autoridad judicial, que decretó su puesta en libertad provisional con cargos.

LOS 15 ANUNCIOS DE TV MÁS CALENTORROS