Tecnología
El presidente Trump charla en presencia de Peter Thiel (centro), miembro del consejo de Facebook, y Tim Cook, consejero delegado de Apple. EP
Interrumpe las operaciones comerciales en curso y amenaza la capacidad de las empresas para atraer talento, negocios e inversión a EEUU

Casi un centenar decompañías estadounidenses, entre las que se incluyen Apple, Facebook, Google, Microsoft, Netflix, Twitter o Uber, han suscrito un escrito legal contra el veto migratorio de la nueva Administración de Estados Unidos.

Según informa The Washington Post, que cita a fuentes conocedores del escrito, las 97 compañías presentaron en la noche de este domingo un documento en un Tribunal de Apelación del Circuito Noveno, con sede en San Francisco, en el que se oponen firmemente a la orden ejecutiva firmada por el presidente de EEUU, Donald Trump, que prohibía el ingreso en el país de ciudadanos de un total de siete países de mayoría musulmana, puesto que la consideran discriminatoria (Silicon Valley se opone formalmente al veto migratorio de Trump).

"La Orden representa una desviación significativa de los principios de equidad y previsibilidad que han gobernado el sistema de inmigración de los EEUU por más de cincuenta años", reza el documento, que añade que el decreto dificulta la capacidad de las empresas norteamericanas para "reclutar, contratar y retener" a algunos de los "mejores empleados del mundo".

"Interrumpe las operaciones comerciales en curso y amenaza la capacidad de las empresas para atraer talento, negocios e inversión a EEUU", reitera el escrito, suscrito también por compañías de perfil tecnológico como Lyft, Pinterest, Yelp, Reddit, Glassdoor, Mozilla, Dropbox, Twilio o Salesforce, entre otras.

El decreto aprobado por Trump suspende durante cuatro meses las concesiones del estatus de refugiado, impone una moratoria provisional -durante tres meses- a la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana y paraliza el Programa de Admisión de Refugiados.

Los países afectados eran Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen. No obstante, el juez federal de Seattle James Robart decidió el pasado viernes suspender la orden ejecutiva de forma inmediata.