Tecnología
Hacker, Internet, Redes Sociales, virus, Ciberataque. PR

Una fuga constante y masiva de dinero. Un estudio elaborado por McAfee estima que el cibercrimen tiene un impacto global en la economía de entre 350.000 millones de euros al año, cerca del 1% del PIB mundial.

Sólo en España, el año 2016 el coste medio de un ciberataque rondó los 75.000 euros, lo que supone unos 14.000 millones de euros para las empresas del país, según cifras del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe).

Pero esto no es todo, también asegura que a diario son atacados entre 100.000 120.000 equipos en España.

Los cinco peores ataques

IMF Business School ha analizado los cinco ciberataques a nivel mundial con mayor efecto en este año a punto de terminar.

  1. El 7 de marzo, la CIA sufría la filtración de un archivo de datos con más de 8.000 documentos presuntamente robados a manos de Wikileaks, ataque denominado Vault7. El contenido de estos archivos era primordial ya que trataban de operaciones de espionaje y herramientas de hackeo como vulnerabilidades de iOS, errores de Windows y la posibilidad de convertir Smart Tv en dispositivos de vigilancia.
  2. El 12 de mayo, bautizado por los exportes en ciberseguridad como San Wanacry, ocurría el mayor ataque masivo hasta la fecha con alcance en un centenar de países. Fue el ransomware WannaCry, cuyas primeras alertas saltaron en la sede madrileña de Telefónica que ordenó a todos sus trabajadores apagar los equipos. El Servicio Sanitario británico, la francesa Renualt, el sistema bancario ruso o el sistema ferroviario alemán, fueron algunas de las víctimas.
  3. También en mayo, a 2 días de la segunda vuelta presidencial de Francia, hackers filtraban 9Gb de correos electrónicos del partido de Emmanuel Macron. La operación se asemejaba al esquema de ciberataque llevado a cabo meses antes contra la campaña de Hillary Clinton.
  4. En junio, se produjo otra ola de ataques de ransonware similar al Wannacry, pero más avanzado: Petya. Aunque este ciberataque afectó a numerosos países, los investigadores sospechan que el objetivo era Ucrania, la víctima que vio más afectada su infraestructura.
  5. El quinto gran cibercrimen afectó a la empresa estadunidense de información sobre solvencia crediticia, Equifax, que confirmó un acceso ilegal a sus bases de datos, entre mayo y julio, que pudo haber expuesto la información de 143 millones personas sobre números de la Seguridad Social, fechas de nacimiento, direcciones y, en algunos casos, números del carné de conducir de las personas afectadas.