Tecnología

El ladrón acudió al Festival de Música de Coachella, con la finalidad de robar todos los móviles que pudiera, con la falsa espectativa de que sería algo sencillo. Consiguió hurtar 100 móviles de alta gama, pero no contaba con la astucia tecnológica de sus jóvenes víctimas, que lograron apresarle.

El caco pudo ser detenido gracias a una aplicación de Apple que permite localizar el Iphone cuando se pierde, o en este caso cuando es robado. La app facilitó el trabajo de los policias que en cuestión de minutos, tras la multitud de denuncias por robo, lograron apresar al delicuente portando una mochila donde llevaba el botín. La mayoría de los teléfonos ya han sido devueltos, mientras que los que no han sido reclamados, permanecen en objetos perdidos.