Tecnología

Conectar a redes gratuitas o públicas no siempre ha de ser algo seguro. Existen riesgos que podemos evitar, según recoge en su vídeo Xataka TV.

Es fantástico cuando estamos en un bar, de viaje, en un hotel o en cualquier otro sitio y descubrimos que hay una Wifi abierta a nuestro alcance, ¿verdad? Incluso cuando estamos en nuestra propia casa y descubrimos que la conexión del vecino no tiene contraseña nos sentimos un poco hackers por el chollo que tenemos delante de nuestras narices, según recoge Tecnoexplora.--¿Te conectas a Wifis abiertas? Puede ser más peligroso de lo que crees--.

Sin emargo, las Wifis abiertas podrían no ser tan chollo como creemos. Hoy te presentamos algunos de los peligros a los que te puedes enfrentar cuando te conectas a una red de este tipo:

- La wifi abierta 'falsa'. Cuando estamos en un hotel, en un bar o en una biblioteca, uno de los nuestros primeros movimientos pasa por buscar la Wifi (de hecho, a menudo es el principal motivo por el que estamos ahí). Sin embargo, es probable que un amigo de lo ajeno haya instalado su propia conexión Wifi dentro de nuestro alcance (incluso con mayor cobertura que la oficial) y le haya dado un nombre que nos haga confiar ('Ayto_Madrid', 'RoyalCoffee', 'RedPublica'...).

El problema viene cuando nos conectamos pensando que esa es la Wifi que buscamos, pero no lo es. En ese momento, se produce una situación de barra libre para nuestro enemigo, que en pocos minutos podrá acceder a nuestro contenido más sensible. El consejo en este caso es claro: verifica siempre con el dueño del local que te estés conectando a la Wifi correcta.

- La wifi abierta... con invitados no deseados. Imagina que estás en una biblioteca y has verificado con el encargado que la Wifi a la que te has conectado es, efectivamente, la correcta. ¿Quiere eso decir que estás completamente a salvo? En absoluto.

Por defecto, muchos ordenadores no tienen configuradas las opciones de privacidad cuando se conectan a una red abierta, con lo que otro amigo de lo ajeno que frecuente esa biblioteca o centro público podría acceder a tu ordenador sin ningún tipo de dificultad. Consejo: configura las opciones de privacidad en línea de tu ordenador y en ningún caso uses estas conexiones para acceder a la web de tu banco o para hacer ningún tipo de compra.

¿Son más seguras las wifis de pago? Pues... tampoco

Si te has leído este artículo y ya no te fías de ningún tipo de red pública, tenemos una mala noticia: las de pago tampoco tendrían por qué ser fiables. Imagina que estás en la cafetería de un hotel en el que tienes que pagar de manera online por tu conexión. ¿Cómo sabes que el tipo que está en la mesa de enfrente no ha creado otra conexión más potente y con un sistema de pago que hará que se quede con los datos de tu tarjeta?

Es un timo más frecuente de lo que parece, y de ello dieron buena cuenta en su momento en el programa de televisión 'The real hustle' con el truco 'Wifi scam':