Tecnología
José María Álvarez-Pallete, el presidente de Telefónica. PD

Telefónica ha dejado fijado ya el recorrido de sus líneas básicas laborales en España para el ejercicio de 2018, incluidos los incrementos de sueldos para el conjunto de su plantilla.

De cara al próximo año, la compañía, una de las mayores de España, va a ejecutar una subida sobre la masa salarial del 1,5%, siendo el 0,9% el incremento que corresponde aplicar a los sueldos base, recogidos en las tablas salariales.

Dentro de este incremento, la operadora abonará en 2018 una paga de productividad de 250 euros, previsiblemente en el mes de octubre, cuya consolidación dependerá de los resultados operativos de la empresa en términos de beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda).

De esta forma, la operadora materializará unos incrementos salariales acordados en la prórroga del Convenio de Empresas Vinculadas (CEV), que incluía a los empleados de Telefónica de España, Telefónica Móviles España y Telefónica Soluciones).

La subida salarial se acuerda sobre el conjunto de la masa salarial, siendo una parte las tablas que recogen la retribución del sueldo base en cada categoría.

En este caso, la plantilla sujeta a esta nueva variación salarial ronda los 19.000 trabajadores, de las distintas filiales de Telefónica en España.