Tecnología

En este caso, una madre denunció al padre de sus hijos menores por leerles las conversaciones de WhatsApp al entender que había cometido un delito de descubrimiento y revelación de secretos, pero el juzgado dio al traste con sus pretensiones, no considera que el padre haya cometido ninguna infracción e incluso avala su actuación.

La madre de los menores presentó una denuncia después de que sus hijos le contasen que, cuando estaban con su padre, éste los metió en una habitación y estuvo repasando con ellos las conversaciones del móvil de la niña menor, de 9 años.

Intentó hacer lo mismo con los del hijo mayor -igualmente menor de edad-, pero el smartphone tenía contraseña, se la pidió y el niño se negó.

Según el relato de los niños, en el que se basa la denuncia presentada por la madre ahora desestimada, cuando el hijo se negó a facilitar la clave para revisar sus conversaciones de WhatsApp, el padre lo amenazó con llevarlo a la Policía.

El juez de primera instancia que revisó el caso decidió su sobreseimiento provisional, pero la madre no quedó satisfecha con la decisión judicial, de modo que recurrió en segunda estancia, según rcoge Natalia Puga en El Mundo.

Finalmente, llegó a la Audiencia Provincial de Pontevedra, que dio carpetazo definitivo a las pretensiones de la madre con un auto de dos páginas contra el que ya no cabe recurso alguno.

Fuente original: El Mundo/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Desarticulan una banda que usaba WhatsApp para 'marcar' a qué cliente bancario asaltar