Tecnología
WhatsApp RS

El causante de estos estragos es en realidad un factor doble, uno técnico y otro geográfico. El primero es que WhatsApp está equipado para funcionar sobre un tráfico establecido máximo diario y, aunque la compañía ha introducido grandes medidas para compensar los picos de actividad, ningún sistema es infalible.

El factor geográfico es quizá menos evidente a primera vista, pero es clave. El mundo va entrando en el nuevo año en diferentes husos horarios, lo que debería "escalonar" la saturación. Cuando Oceanía y Asia ya duermen, en Europa y África empiezan a prepararse para las doce de la noche. Y es precisamente ese el problema: Europa y África. La mayoría de los 500 millones ciudadanos de la Unión Europea viven en el mismo huso horario que otros tantos en el continente africano, según recoge Álex Barredo en La Vanguardia.

España, Italia, Alemania, Francia y otros grandes países de Europa comparten zona horaria con la mayor parte de África que se encuentra justo al sur. Países como Nigeria (190 millones de habitantes), República Democrática del Congo (81 millones) Argelia (40 millones), Angola (30), entre otros cambian de año a la vez. Nuestro huso horario, UTC+1, es el tercero más poblado del planeta. Justo detrás del UTC+5:30 de India, cuyos 200 millones de usuarios han hecho caer WhatsApp con un aluvión de mensajes pocos minutos tras superar la media noche local.

Teniendo en cuenta lo importante que es WhatsApp en todos estos países, donde cuenta con cientos de millones de usuarios, el pico de actividad es monumental. La compañía nunca ha dado cifras específicas de uso en la plataforma, pero se estima que en total este año se sobrepasen los 50.000 millones de mensajes enviados.

Fuente original: La Vanguardia/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Los móviles que quedarán obsoletos a partir de enero del 2018 para WhatsApp