Tecnología
Le mandaron un pepino en lugar de su movil iPhone 6s. CH

Es un hecho: comprar en internet es una auténtica maravilla y cada vez más personas se lanzan a la piscina de adquirir todo tipo de productos a través de la red porque no hay nada como comprar desde casa, con tiempo más que suficiente para mirar todo bien, informarse y dar con la mejor oferta.

Además puedes comprarlo todo: desde un bolígrafo hasta una casa y cómo no, los gadgets tecnológicos no son una excepción.

Pero hay un pequeño pero: la seguridad. No nos cansamos de repetir lo importante que es comprar en webs con certificados de seguridad, que cuenten con los datos de contacto a la vista, permitan pagar con PayPal, con buenas políticas de pago, envío, atención al cliente y devoluciones, por último, que leais las opiniones de otros compradores.

En un última instancia, en iPadizate os solemos publicar las mejores ofertas para comprar con total seguridad.

Sin embargo algunas personas no prestan tanta atención, o quizás simplemente tienen mala suerte.

Esta es la historia de un chileno que se animó a comprar un maravilloso iPhone 6s. No se detalla desde qué web, pero la forma de pago fue un depósito, algo no muy recomendable a la hora de reclamar.

Total que cuando a los días le llegó la flamante caja del iPhone, lo abrió ansioso por disfrutarlo y cuál fue su sorpresa al descubrir que dentro había un pepino. Un saludable y terso pepino.

Cuando compras un iPhone ya sabes que estás haciéndote con uno de los mejores móviles del mercado: potencia, diseño, fluidez, elegancia, seguridad, velocidad... vamos, que te ha tocado aflojar la cartera pero al menos tienes un pepino de móvil. Pero no un pepino.

Obviamente el afectado interpuso una denuncia a la policía nacional, que tras iniciar una investigación dio con la culpable: una mujer de 39 años de la ciudad de Concepción, sobre la que recayeron los cargos de estafa.

Su modus operandi era bastante sencillo y efectivo: simplemente ponía los anuncios fuera de su ciudad para evitarse problemas. Eso sí, nada de alta tecnología, lo que había dentro de las cajas eran ingredientes para la ensalada para dar el pego. ¡Menudo tomate!

La moraleja de todo esto es muy clara: mucho cuidado en donde compras tus gadgets, estas historias no siempre acaban bien y el disgusto no te lo quita nadie.