24por7
Epresidente del FC Barcelona, Josep María Bertomeu. EF

El FC Barcelona se negó a participar en la colecta organizada por el mundo independentista para pagar las fianzas de Artur Mas y los exconsejeros Joana Ortega, Irene Rigau y Francesc Homs, entre otros altos cargos, derivadas de los procesos judiciales en los que están implicados.

Según ha podido saber Crónica Global, el club fue requerido por el entorno secesionista del Govern de Carles Puigdemont después de que el Tribunal de Cuentas impusiera a los dirigentes independentistas en septiembre de 2017 una elevada fianza, superior a los 5,2 millones de euros, por utilizar supuestamente fondos públicos para costear la consulta secesionista del 9 de noviembre de 2014.

El pasado 9 de enero de 2018, Artur Mas alegó precisamente sus problemas judiciales para abandonar la presidencia de PDeCAT, según recoge María Jesús Cañizares en Cronicaglobal.

Además de Mas y de los exconsejeros, el Tribunal de Cuentas exigió esa responsabilidad pecuniaria a los excargos de la Generalitat Lluís Beltrán, Josefina Valls, Ignasi Genovés, Jordi Vilajoana y Jaume Domingo.

Las entidades secesionistas Assemblea Nacional Catalana y Òmnium impulsaron una colecta para sufragar esas fianzas. Una iniciativa que después copiaría PDeCAT, en su caso para costear los gastos jurídicos del Govern destituido y encarcelado y paga pagar los viajes de los familiares de los exconsejeros a las prisiones de Estremera y Alcalà Meco.

Fuente original: Cronicaglobal

VÍDEO DESTACADO: Bartomeu