24por7

El central del Barça no puede conducir. Se ha quedado sin los puntos del carnet y, tras ser denunciado por ponerse al volante sin ellos, ha decidido cambiar de una vez por todas el vehículo por una bicicleta eléctrica, con la que se mueve ahora por Barcelona. El problema reside en que el novio de Shakira tampoco puede llevar este tipo de bici, toda vez que también requiere permiso de conducir, según informalia.

Gerard Piqué llegó al entrenamiento del conjunto azulgrana a bordo de una bicicleta eléctrica de la marca Greyp. Se trata del modelo G12S, que cuenta con un motor BLDC de 12 kW que le permitiría llegar a los 70 km/h con autonomía declarada de 130 kilómetros. El precio de la misma ronda los 10.000 euros.

La marca, consciente de la velocidad que alcanza, ofrece una versión con velocidad limitada a los 45 km/h para que pueda ser homologada como ciclomotor para su uso en vías públicas, que conlleva, sobre todo, tener carnet de conducir. Así lo confirma Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados a El País: "La retirada del carnet por la pérdida total de puntos afecta a todos los permisos existentes, incluyendo el AM destinado a ciclomotores".

En definitiva, la bicicleta que lleva Piqué está homologada como ciclomotor y para su uso se requiere estar en posesión del correspondiente permiso de conducir, documento que ahora no posee.

Es probable que Piqué, viendo los quebraderos de cabeza que le está dando este asunto, se deje aconsejar por Pere Navarro, director general del Barcelona, y recurra a los servicios de "un chófer". Mientras tanto, Shakira se encuentra de gira por Sudamérica. Quizás a su vuelta pueda encauzar la situación. ¿Será ella quién lleve a Gerard a los entrenamientos?