24por7
Munir con Iniesta. EP

Munir es todo un carácter. Dentro y fuera del campo de fútbol. Según publica este 11 de septiembre de 2018 el diario El Mundo, la fiesta del cumpleaños número 23 de Munir, terminó con lío. Y de los grandes.

El futbolista cerró un espacio reservado en la discoteca Tiffany's (Avenida Doctor Arce de Madrid del distrito de Chamartín) y "la fiesta acabó mal y con la Policía Nacional en la sala".

El jugador de origen marroquí celebró su 23 cumpleaños en la discoteca Tiffany's y, tras la finalización de la fiesta, se negó a pagar la factura, cuya cantidad ascendía a 16.000 euros.

Ver esta publicación en Instagram

Muchas gracias a tod@s por los mensajes! 23🎂🎉🎉🎉

Una publicación compartida de Twitter: @Munirhaddadi (@munirhaddadi) el 1 Sep, 2018 a las 12:13 PDT

Munir El Haddadi y su grupo de más de 30 amigos disfrutaron de un gran festejo de siete horas en la sala madrileña situada en el distrito de Chamartín. Durante ese tiempo, el delantero hispano-marroquí y sus acompañantes no se privaron de nada: comida, copas y cachimbas.

Ver esta publicación en Instagram

⚽️💪

Una publicación compartida de Twitter: @Munirhaddadi (@munirhaddadi) el 5 Sep, 2018 a las 5:58 PDT

Sin embargo, cuando llegó la cuenta, los ánimos se caldearon. Según cuenta El Mundo, el futbolista se negó a pagar la factura, alegando que apalabró días antes con la sala una cantidad más reducida.

Los responsables de la discoteca le dijeron que la cuenta se había disparado porque habían comido y bebido más de lo que acordaron. Además, también habían pedido demasiadas cachimbas.

El conflicto entre el local de fiesta y Munir provocó la intervención de la Policía Nacional, que se personó en el lugar. Finalmente y tras unos minutos de negociación, el jugador aceptó a pagar la cuenta, eso sí, rebajada en unos mil euros.