24por7
Cristiano Ronaldo y su novia Georgina Rodríguez, haciendo ejercicio. EP

Algo tendrá que ver el 'Bicho' y su obsesión por el ejercicio físico, pero el trasero de Georgina Rodríguez no una broma.

La bella se supera cada día más. Hace una semana, nos dejaba flipadas con su presencia en la Mostra di Venezia, con un impresionante vestido negro de Twinset Milano, la firma italiana por la que también apostó la hermana de Chiara, Valentina, en la preboda de la influencer.

Pero hoy, cuando la mayoría ya hemos vuelto al trabajo, Georgina se encuentra en alta mar junto a Cristiano Ronaldo, disfrutando de su yate de lujo; los dos MUY bronceados.

En la foto que ha publicado en Instagram, aparece abrazada al futbolista, con un bikini negro, después de haberse dado un baño.

Quizás por eso, ha acompañado la foto con una frase amorosa:

En cualquier caso, lo que no podemos dejar de mirar es su culazo. Porque a Georgina no le hacen falta hacerse un 'belfie' para presumir de glúteos. Pero suponemos que su cuerpazo no será producto de un milagro sino de muchos meses de ejercicio constante.

Incluso durante su embarazo realizaba un ejercicio llamado 'deslizamiento lateral con sentadilla', con una máquina específica para el entrenamiento de piernas que trabaja los glúteos, los abductores, la estabilidad de la cadera y el sentido del equilibrio. Y ocho días después de dar a luz, volvió a pisar el gimnasio.

El resto del tiempo lo pasa bailando salsa, haciendo yoga o practicando equitación, así que suponemos que ese culazo será el resultado de todo este ejercicio. Nos queda claro: ¡no hay nada mejor que el deporte para el cuerpo y para la mente! Si no nos crees, vuelve a mirar su foto.