24por7
Kathryn Mayorga y Cristiano Ronaldo con ella, en la fiesta. EP

Tiene coña lo de Cristiano Ronaldo porque le han acusado de casi todo y de aforma explicita, incluso, de ser gay y tener un novio luchador marroquí.

En estos pringosos asuntos, cuando eres periodista simpre debes ir de puntillas y con exquisito cuidado, porque todo puede ser verdad o simplemente una forma de sacar dinero.

El futbolista de la Juventus fue acusado de violación en 2009 por una joven cuya identidad era un misterio, hasta ahora, cuando ha decidido tomar la palabra y desvelar quién es en un reportaje para el periódico alemán Der Spiegel, medio que destapó a través de filtraciones de Football Leaks que el jugador luso habría pagado 375.000 dólares a la estadounidense a cambio de que no hablara más del asunto.

La mujer responde al nombre de Kathryn Mayorga y ha desvelado públicamente cómo fue su supuesto encuentro con el entonces futbolista del Manchester United en junio de 2009, en la suite del hotel Palms en Las Vegas.

Al parecer, ella y una amiga estaban de fiesta cuando conocieron a Cristiano Ronaldo, que las invitó a subir a su habitación.

Ellas aceptaron subir con él y también disfrutaron de un baño en el jacuzzi juntos. Después, el portugués, le dio a Mayorga un short y una camisa para cambiarse en el baño.

Mientras estaba en proceso de vestirse, entró Cristiano, se desnudó ante ella y le pidió que le hiciera sexo oral, según recuerda ella a la prensa germana:

"Estaba de rodillas y me dijo: 'El 99 por ciento de mí soy un buen tipo, no sé qué pasa con ese uno por ciento'".

Mayorga asegura que le rechazó y él, supuestamente, la llevó a la habitación y la violó mientras forcejaban.

"Lo siento, suelo ser un caballero", le dijo antes de abandonar el dormitorio.

Daily Mail informa a su vez de que en los escritos Ronaldo confirmó que se habían acostado, pero siendo de mutuo acuerdo.

Tras su supuesto encuentro sexual, Kathryn contrató un abogado para negociar un acuerdo extrajudicial con el futbolista que alcanzó los 375.000 euros a cambio de no hacer públicos los hechos.

Sin embargo, su deseo ahora ha cambiado y quiere anular dicho documento porque lo hizo estando "aterrorizada de represalias y de ser humillada públicamente al ser identificada como víctima de agresión sexual".

Su abogado, Leslie Mark Stovall, lo confirma alegando que era "incompetente y carecía de la capacidad".

Además, afirma que quedó traumatizada, con estrés postraumático, depresión mayor y pensamientos suicidas. Por ello, promete que tomarán medidas legales.

El propio Cristiano Ronaldo desmintió los hechos este viernes en su cuenta de Instagram:

"Lo que dijeron (son) noticias falsas, falsas. Se quieren promover a mi nombre. Es normal. Ellos quieren ser famosos, mencionar mi nombre. Soy hombre feliz y todo bien".