24por7
Aurah y Jesé Rodríguez. EP

Tan malo no parece Jesé Rodríguez, viendo las cifras, aunque en estas cosas de pareja, lo mejor es no meterse y opinar lo mínimo, porque nunca se sabe lo uqé ocurre en la trastienda (‘GH VIP 6’: Jesé se ríe por la entrada de su exmujer Aurah en Gran Hermano).

El conflicto judicial que libran el futbolista del PSG y la concursante de GH VIP no parece tener fin. Hace tan solo unos días, el jugador presentó una querella contra la madre de su hijo Nyan por injurias, calumnias y coacciones (Ángel Garó a Aurah : "No me trates como una fulana").

Días antes, el pasado 3 de septiembre, el juez fijó a través de una sentencia la cantidad que Jesé Rodríguez (25) tiene que pagar a Aurah Ruiz (28) en concepto de manutención de su retoño.

El juez del Juzgado de Primera Instancia Número 3 de Las Palmas de Gran Canaria impuso al padre del pequeño a contribuir en el cuidado del niño con 4.000 euros mensuales, según cuenta Semana.

Además, los gastos extraordinarios correrán por cuenta de Jesé al 80% y de Aurah al 20%. La sentencia no es firme y podrá ser recurrida por el futbolista.

A pesar de lo elevado de la cantidad, lo cierto es que las pretensiones de Aurah eran mayores, ya que al margen de los 4.000 de pensión también solicitaba 1.500 euros al mes como indemnización por la convivencia y perjuicios de su ruptura con el ex madridista, y una vivienda en Gran Canaria, más los gastos escolares y médicos de Nyan. El juez no se lo concedió.

El próximo 15 de octubre, la guerra judicial de ambos vivirá un nuevo capítulo. Y es que Aurah tendrá que abandonar por unas horas la casa de GH VIP para declarar a las 9.30 en el Juzgado Número 7 de Las Palmas de Gran Canaria con motivo de la querella interpuesta por Jesé por injurias, calumnias y coacciones.

Mientras tanto, el futbolista canario no puede ver a su hijo, situación que se produce desde hace ya varios meses:

"Este señor nunca ha abandonado a su hijo en ningún momento. Jesé ha llegado a pagar más de 100.000 euros para trasladarle desde Canarias a Inglaterra para que le vieran los mejores médicos. Durante todo ese tiempo y, dadas las circunstancias, el futbolista no ha podido ver a su hijo desde el mes de abril debido a los conflictos con su progenitora".