24por7

La Policía moscovita ha detenido al futbolista Pável Mamáev, acusado de agredir a dos personas junto con otro jugador, ha afirmado la portavoz del Ministerio del Interior de Rusia, Irina Volk, según rt.

Los futbolistas rusos Alexánder Kokorin y Pável Mamáev provocaron un escándalo tras protagonizar dos ataques esta semana, que fueron grabados por cámaras de vigilancia.

"Un investigador de la Dirección General para Moscú del Ministerio del Interior ruso ha detenido a Pável Mamaév, quien es sospechoso en el caso criminal abierto conforme al artículo 213 del Código Penal ruso: gamberrismo", ha precisado Volk, informa RIA Novosti.

El futbolista ha sido detenido por un plazo de 48 horas, han informado desde el Ministerio.

Más tarde una fuente del Ministerio informó de la detención de Kokorin, por el mismo período, hasta que se adopte otra medida cautelar, según la agencia Tass.

La mañana del 8 de octubre Mamáev, centrocampista del club Krasnodar, y Kokorin, delantero de Zenit de San Peterburdo, llegaron a una cafetería para desayunar junto con un grupo de amigos. Cuando uno de los clientes les llamó la atención porque hacían mucho ruido, los futbolistas empezaron a insultar al hombre y a agredirle, golpeándolo incluso con una silla.

La víctima resultó ser el director del departamento de industria automovilística y de maquinaria ferroviaria del Ministerio de Industria y Comercio de Rusia, Denís Pak.
Otra víctima

Además de la pelea en la cafetería, se ha conocido que Kokorin y Mamáev son sospechados de haber agredido a otra persona en la misma mañana.

Según datos del diario Moskovski Komsomolets, los futbolistas y sus amigos atacaron al chofer de la presentadora de Pervy Kanal Olga Ushakova, identificado como Víktor Soloviov, que la esperaba en el interior de su vehículo.

Soloviov fue agredido después de llamarle la atención al grupo por su comportamiento violento (se precisa que estaban "dando patadas" a los autos aparcados).

Actualmente, el hombre, de 33 años, se encuentra en un hospital con una lesión cerebral y la nariz fracturada.