24por7

El capitán de la oncena española Real Madrid, Sergio Ramos, ha vuelto a ser centro de polémica por su actuación en la cancha y su costumbre de usar los codos para atacar a sus contrincantes, según rt.

En el minuto 13 del partido Real Madrid-Viktoria Plzen, de la cuarta fecha de la fase de grupos de la Champions League, en el que los madrileños eran visitantes, Ramos propinó un codazo a Milan Havel, en una jugada en una zona cercana a la banda derecha del ataque local, cuando el español fue a quitarle el balón al checo.

Ramos dejó sangrando a Havel, quien tuvo que abandonar el partido mientras era atendido por los médicos. El español no recibió ninguna sanción por su actuación y continuó el juego como si nada.

En las redes sociales llovieron críticas contra Ramos, quien no es primera vez que usa los codos y lastima a un contrario, como lo hizo en la final de la temporada pasada, cuando forcejeó con Mohamad Salah, del Liverpool. Y como hoy, tampoco ha sido castigado.

En Sportsman compararon la actuación de Ramos como una pelea de lucha libre. "Cuando Sergio Ramos se acerca a cualquiera en el campo", escribieron y acompañaron la frase con un video de un peleador propinando un codazo, intencionalmente, a su oponente.

Otro usuario de Twitter lo comparó con un karateca; aunque bromeó con una pronta pelea entre Ramos y el boxeador Floyd Mayweather.