24por7
Neymar RT

El delantero de la selección brasileña y del Paris Saint-Germain Neymar ha pedido a las autoridades futbolísticas que tomen medidas contra el árbitro neerlandés Bjorn Kuipers, quien fue "irrespetuoso" con él durante el partido de la Liga de Campeones que enfrentó al equipo francés contra el Nápoles, informó el canal ESPN, según rt.

El astro futbolístico brasileño vio una tarjeta amarilla en el minuto 91 por unas supuestas protestas a propósito de que los jugadores del Nápoles no estaban a la distancia correcta mientras él se disponía a lanzar un tiro libre.

Después del partido, Neymar afirmó que el árbitro neerlandés lo había ofendido, aunque se negó a repetir lo que supuestamente Kuipers le había dicho. "El árbitro me dijo algo que no debería haber dicho. Fue una falta de respeto.", señaló Neymar, citado por el medio.

"No quiero repetir lo que me dijo. Sin embargo, alguien que está arriba debería hacer algo. No puede ser tan irrespetuoso como lo fue conmigo. En el campo, se nos pide que mostremos respeto hacia los árbitros. Deberíamos obtener lo mismo a cambio", agregó.

La posición del futbolista fue respaldada por sus compañeros del PSG.

También se quejaron del juez el entrenador del equipo francés, Thomas Tuchel, que señaló que "en lo que se refiere al gol de Nápoles, había un fuera de juego", y el portero del club parisino, Gianluigi Buffon, quien, a su vez, subrayó que "los errores del arbitraje cambiaron el partido".

Por su parte, el presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi, declaró que el arbitraje le había costado dos puntos a su equipo, al considerar que su equipo debería dispuesto de un penalti cuando ganaban por 1-0.

No es el primer desencuentro entre el futbolista brasileño y el árbitro de los Países Bajos. En el partido entre Brasil y Costa Rica de la Copa del Mundo de Rusia Kuipers pitó penalti sobre Neymar y luego tras las protestas de los 'ticos', acudió al VAR para dar marcha atrás sobre la decisión, lo que causó la reacción del futbolista. Neymar golpeó la pelota con la mano, por lo que inmediatamente recibió una tarjeta amarilla.

El partido entre el PSG y el Nápoles terminó en empate 1-1. El tanto de los transalpinos fue consecuencia de un penalti lanzado por el delantero Lorenzo Insigne en el minuto 69. Como resultado, el club del sur de Italia encabeza con 6 puntos el Grupo C de la Liga de Campeones, misma puntuación que el Liverpool inglés, que sufrió una derrota por 2-0 en Belgrado ante el Crvena Zvezda. El PSG ocupa el tercer lugar con 5 puntos. El equipo serbio cierra el grupo con 4 puntos.