24por7
Godín y Vitolo (Atlético de Madrid). EP

Una proeza y la gran noche del Cholo.

El Athletic de Bilbao saboreaba un punto que mereció de forma clara y que le viene bien pues estaba a un punto de la zona descenso. Se habían puesto dos veces por delante, pero todo les sale mal en este curso tan lamentable que están sufriendo.

Si Rodrigo marcó el empate en el minuto 80, en el 91 y medio Godín hizo el tanto de la victoria para el Atlético de Madrid en otra acción a balón parado que encima no fue falta. El colegiado la pitó y el central le dio los tres puntos a su equipo.

Media hora antes había empezado a llover para darle más épica a la remontada. El Atlético no jugó para obtener tanto premio pero tuvo mucha fe. Curiosamente, Godín tuvo una rotura fibrilar tras el segundo gol visitante y con los tres cambios ya realizados por Simeone.

Así que se situó casi como un delantero y cazó el balón casi en la raya para hacer el tercero de su equipo. El colegiado consultó con el VAR y lo concedió pese a que su auxiliar levantó el banderín por fuera de juego.

Final loco y eso que no estaba pasando mucho en el partido en el inicio del mismo y eso era malo para el Atlético, que jugaba en casa y ante un equipo que lleva una temporada muy triste. Los de Berizzo sólo han ganado en la jornada uno. Luego diez jornadas con siete empates y tres derrotas, dando además muy mala imagen en varios encuentros. Pero el Athletic se plantó bien en el Metropolitano y supo alejar a los colchoneros de su portería.

Además, especialmente a través de Susaeta por la derecha, se proyectaron hacia la meta de Oblak en varias ocasiones. Iñaki Williams hacía de nueve y se movía por dentro con su velocidad, lo mismo que Muniain, siempre peligroso con espacios por sus amagues, pases y habilidad en las inmediaciones del área.

Un par de buenas acciones por cada bando, ninguna de verdadero peligro ni entre los tres palos en la primera media hora y luego el gol visitante. Bien una vez más Susaeta por su banda, centro perfecto y llegada desde atrás de San José, que chuta fuerte y colocado. Oblak voló y ayudó a que la pelota se fuera a la cruceta, pero al aterrizar el cuero cayó a pies de Williams, que sólo tuvo que remachar a unos centímetros de la raya de gol.

Si el Atlético estaba jugando con poco punch, el tanto les hizo daño y los diez minutos hasta el descanso fueron también insulsos por su parte. Vitolo entró por Costa en el descanso, señal de que el ariete no se ha recuperado bien de la lesión muscular que le ha tenido tres semanas KO. Como era de prever, el equipo madrileño intentó encerrar al Athletic y tener la posesión la máximo. Lo logró de entrada, pero no llegaban las ocasiones.

En el minuto 55 entró otro hombre de ataque, Gelson. Pero el que pudo sentenciar fue Williams. Cortó un balón en el mediocampo Núñez, se incorporó al área y cedió de tacón el esférico al delantero, que cruzó por abajo y obligó a un paradón de Oblak. Perdonó y al fin empató Thomas en el minuto 61 con un fantástico chut desde 30 metros, Un derechazo tremendo a media altura que superó a Herrerín.

El conjunto bilbaíno no se amilanó y en menos de dos minutos a su vez tomaba de nuevo ventaja. Nueva recuperación, ahora en su zona defensiva y la pelota llega a pies del clarividente Muniain. Williams tiró el desmarque hacia dentro ganando la espalda a los centrales y le llegó la pelota de forma precisa. El delantero encaró bien a Oblak y le batió por abajo, una de esas jugadas que tanto le cuestan convertir. Esta vez no. Quedaba ver la reacción del Atlético tras este nuevo varapalo.

El Athletic se replegó y cedió muchos metros. El acoso local se tradujo en muchas faltas y saques de esquina. Rodri se elevó entre tres rivales en un córner para peinar el centro y enviar la pelota a las redes ante un portero que tampoco se enteró en este remate. El colegiado sancionó luego como falta un robo de balón limpio en el descuento y Godín selló la victoria colchonera entre el pesar del Athletic, cuyos jugadores se quejaron amargamente al árbitro por esa falta.

Ficha técnica

 

  • Atlético: Oblak; Arias, Godín, Montero (Gelson, min. 55), Filipe Luis; Thomas, Rodrigo, Correa (Kalinic, min. 62), Saúl; Griezmann y Diego Costa (Vitolo, min. 46).
  • Athletic: Herrerín; De Marcós, Núñez, Iñigo Martínez, Balenziaga; Beñat (Nolaskoain, min. 66), San José, Yuri Berchiche, Susaeta (Capaz, min. 87), Muniain y Williams (Raúl García, min 75).
  • Árbitro: Sánchez Martínez. Amonestó a Diego Costa, Beñat, Vitolo, Kalinic, San José y De Marcos.
  • Goles: 0-1: Williams (min. 36). 1-1: Thomas (min. 61). 1-2: Williams (min. 63). 2-2: Rodri (min. 80). 3-2: Godín (min. 92).
  • Incidencias: Unos 62.000 espectadores.