24por7
Tuit Twitter

Está claro que lo de no saber perder está en el ADN de la familia de Cristiano, a tenor de esta reacción de su hermana. Luka Modric resultó el ganador del Balón de Oro 2018 gracias a su influencia en el Real Madrid campeón de la Champions League y en su participación en la selección de Croacia que llegó a la final del Mundial de Rusia. El mediocampista también se había quedado con el cetro en The Best. Y Cristiano Ronaldo, en el evento que organiza la revista France Football, lo escoltó; sin embargo, enterado de que no iba a ser el vencedor, optó por no viajar a París, según infobae.

Pues bien, más allá de ese gesto que puede reflejar el desacuerdo del atacante de la Juventus con el resultado de la elección, Elma Aveiro, una de sus hermanas, no empleó eufemismos para expresar su furia tras observar lo sucedido en el Balón de Oro. Publicó en su cuenta de Instagram una foto de su hermano junto al premio y una leyenda incendiaria.

"Por desgracia, este es un mundo que vive de la pobredumbre, la mafia y el hijo de puta del dinero. El poder de Dios es mayor que toda esa putrefacción. Dios tarda, pero no falla", escribió.

No fue la única integrante del entorno del luso, de 33 años, en hacer público su fastidio. Según indicó el diario Marca de España, Miguel Peixao, amigo del atacante, subrayó:

"Es una gran falta de respeto hacia quien realmente ha hecho más que suficiente para ser considerado una vez más el mejor. Por más que quisieran que Cristiano no ganara, no podrían nunca pasar por encima de los números de la historia del fútbol y cerrar los ojos a quien realmente fue el mejor jugador del mundo otro año más".

En 2017, CR7 había alcanzado la marca de Lionel Messi, con 5 Balones de Oro en su vitrina personal. Modric llegó para romper la hegemonía de los dos astros en la última década. Pero los cercanos al portugués, evidentemente, no estuvieron de acuerdo con la elección.