24por7
Lewandowski o Cristiano Ronaldo son rivales muy duros. EP

El Real Madrid ya está clasificado para octavos de final como campeón de grupo. Así, el equipo de Santiago Hernán Solari se ha asegurado disputar el partido de vuelta en casa con el público a favor.

Además, los merengues evitarán casi con toda seguridad a varios de los grandes 'cocos' del fútbol europeo. Bayern, Manchester City, Juventus, PSG, Liverpool o Nápoles, no podrán jugar contra el campeón de Europa.

El Real Madrid, como recuerda Miguel Ángel Díaz en Defensa Central este 4 de diciembre de 2018, vuelve a estar siete partidos de conquistar una Liga de Campeones más, la que sería la cuarta consecutiva y decimocuarta de su historia.

La Juventus es el gran rival a evitar

La Juve será primera de grupo si en la última jornada no pierde en la cancha del débil Young Boys. La 'Vecchia Signora' emite señales muy positivas esta temporada. El conjunto juventino se ha reforzado con el mejor '9' del mundo-Cristiano Ronaldo-y mantiene un bloque realmente sólido en todas las líneas que lleva mucho tiempo jugando junto. Desde la defensa, pasando por el medio del campo hasta la delantera, la Juventus es un equipo temible.

A Allegri le gusta mezclar esquemas, desde jugar con tres centrales hasta apostar por un 4-2-3-1 muy ofensivo. Cristiano Ronaldo se siente muy liberado con la presencia de Mandzukic como '9', Dybala juega muy suelto y, en la medular, Khedira-Pjanic-Matuidi o Bentancur se reparten el trabajo. Joao Cancelo es el mejor lateral diestro de Europa en estos momentos. Rival a evitar sin lugar a dudas ¿será este el año de la Juve?

El City de Pep vuelve a ser una gran alternativa

El Manchester City está desplegando un fútbol total en Inglaterra pero sigue emitiendo dudas en Europa. De hecho, los ingleses no han ganado ninguno de los dos partidos contra el conjunto más fuerte del su grupo, el Olympique de Lyon. El equipo francés le ha marcado 4 goles al equipo del Etihad Stadium. Guardiola sigue apostando por la presión alta y por jugadores de constante movilidad en zonas interiores. Silva, Bernardo Silva y Gündogan son las tres piezas creativas de este equipo que sigue teniendo problemas defensivos y que cuenta con delanteros muy rápidos en ataque.

Raheem Sterling no es un gran finalizador pero rompe líneas como nadie, Agüero está teniendo regularidad ante el gol y, por fin, parece haber olvidado las lesiones mientras que Gabriel Jesús es un gran ariete de futuro que se adapta a las mil maravillas al sistema de Guardiola. Pese a todo, el líder de la Premier League no sería un rival tan peligroso para el Madrid como lo sería la Juventus por su estilo de fútbol ofensivo.

Ajax, ¿la sorpresa de esta Champions?

El Ajax sí es un potencial rival del Real Madrid si es que los 'ajacied' no son capaces de ganar al Bayern en la última jornada. Sin duda, el equipo holandés está recuperando la ilusión perdida en los últimos años. El conjunto de Ten Hag está rememorando viejos laureles. Por el momento, no en cuanto a títulos pero sí en cuánto a fútbol. La vieja escuela holandesa vuelve a brillar gracias a la aparición de futbolistas de enorme talento.

Dos jugadores llevan el timón de este Ajax: De Light y De Jong. El defensa es puro 'caviar' sacando el esférico y, en cada partido, va ganando algo más de experiencia a nivel defensivo. Y qué decir de Frenkie De Jong, un mediocampista que juega a paso lento pero que tiene una calidad suprema en su pierna derecha. El Ajax empieza a créerselo y el ambiente del Ámsterdam Arena es uno de los más hostiles de toda Europa.

El Bayern ya no asusta como antaño

El Bayern de Múnich ha caído del primer vagón de favoritos al segundo. La veteranía de alguno de sus jugadores, los problemas defensivos, la poca confianza de la plantilla en su entrenador y la mala situación en la Bundesliga, han provocado que el conjunto bávaro no esté ni siquiera entre los cinco grandes favoritos para ganar la Liga de Campeones.

Nombrar al Bayern hace 2, 3 o 4 años provocaba pavor. El Real Madrid temblaba y se venía abajo cuando visitaba Alemania pero todo ha cambiado en los últimos años. El equipo de Baviera sigue basando su fútbol en veteranos como Robben o Ribéry, en los goles de Lewandowski y tiene graves problemas en la zona defensiva por la debilidad de Hümmels, las constantes lesiones de Boateng o el poco nivel que ofrece Süle. Sin duda, para el Madrid, jugar contra el campeón alemán no sería la peor de las noticias..