24por7
Ataque autobús RT

Las autoridades de Argentina detuvieron a uno de los acusados de arrojar objetos contundentes al autobús de Boca Juniors cuando se acercaba al estadio 'Monumental' para disputar el segundo partido de la final de la Copa Libertadores, cuyo encuentro se suspendió por los disturbios y se disputará próximamente en Madrid (España), según rt.

Los agresores fueron identificados y hay una orden judicial que pide la aprehensión de los violentos. Según informa el Ministerio Público Fiscal de la capital argentina, la reciente captura y el allanamiento se produjeron en la localidad de Lomas del Millón, partido de la Matanza, provincia de Buenos Aires. El comunicado de aquella dependencia señala que al detenido se le imputan varios delitos que se habrían cometido el 24 de noviembre antes del evento futbolístico, que finalmente no se jugó en la cancha de River.

Concretamente, el implicado es acusado de ser coautor en la provocación de "lesiones leves dolosas agravadas e impedir la realización de un espectáculo deportivo de carácter masivo con concurrencia pública", entre los delitos más destacables.

Para proceder con el operativo, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) se basó en imágenes de video obtenidas en las redes sociales, el circuito de monitoreo urbano, las filmaciones policiales y las cámaras del Club Atlético River Plate, que hacía de anfitrión el día de los incidentes.

El texto del Ministerio detalla cómo identificaron al acusado: "En dichas imágenes se puede ver a un hombre arrojando un elemento contundente sobre el micro del equipo del club Boca Juniors, que como características visuales posee una gorra roja y por entre la cinta de ajuste de esta se observa un elemento de color blanco que podría ser una colita de cabello, o bien la etiqueta de dicha gorra".

Al mismo tiempo, especifican que "también se puede observar que de sus pantalones sobresale un calzoncillo de color gris con vivos o elástico de color negro", entre otros elementos que ayudaron a dar con el implicado.

Cuando se identificó al hombre en las imágenes, se realizó un seguimiento del individuo hasta su ingreso al estadio. Luego, se accedió a una base de datos para obtener su nombre. A su vez, las autoridades notaron, tras un registro de sus redes sociales, que el presunto delincuente cambió su apariencia en los días posteriores a los incidentes.

Por lo pronto, más allá de que las pruebas obtenidas tengan contundencia, resta por conocer la resolución de la Justicia para determinar si efectivamente es culpable de cometer las agresiones y, en ese caso, conocer el castigo. Sobre ello, el lunes el presidente Mauricio Macri pidió en conferencia de prensa "meter presos a los violentos".