24por7
Fichajes DC

Los años pasan y hay que ir pensando en los recambios para las estrellas del equipo blanco. Resulta evidente que la política de contrataciones del Real Madrid ha cambiado de un tiempo a esta parte. Ya no se apuesta por los Figo, Zidane o Beckham, que llegaban a Chamartín con una gran reputación, pero también con una edad próxima a la treintena. Ahora la estrategia es otra, con una firme apuesta por la juventud, de ahí que se hayan contratado a jugadores como Vinicius, Rodrygo, Odegaard, Palacios o Brahim Díaz (los dos últimos aún sin confirmación oficial), según recoge Rubén Gómez en defensacentral.

A pesar de ese giro de volante que ha dado el club en los últimos años, en el Madrid tienen claro que no se puede vivir exclusivamente de la aportación de estos jóvenes y de ‘exprimir' a jugadores como Ramos, Marcelo, Modric, Benzema o Bale, todos ellos metidos o cercanos en la treintena.

Por eso, en el Madrid se desea hacer una reconstrucción del equipo acorde a las necesidades del grupo y a los precios que marca el mercado. No queda otra. Hay un Fair Play Financieroque se debe respetar, por más que otros clubes, como PSG o Manchester City, estén siendo investigados precisamente por lo contrario, por saltarse a la torera dichas normas económicas (El PSG está ahogado por culpa del Fair Play Financiero)

La hoja de ruta para reconstruir a un equipo campeón como el Madrid pasa por hacer varios fichajes que ya son realidad, es decir, no apuestas por jugadores que pueden salir mejor o peor, sino que se trata de contratar a futbolistas ya consolidados que mejoren lo que ya hay en plantilla.

 

El Real Madrid apuntó seis fichajes como necesidad

Según ha podido saber Defensa Central, la idea del Real Madrid, que ya se barruntaba en el club desde el pasado verano, era la de hacer, al menos, seis fichajes importantes para fortalecer la plantilla: 1 portero, 2 defensas, 1 centrocampista, 1 extremo y 1 delantero.

De los seis súper fichajes que se desean en el Bernabéu sólo ha llegado uno, en la portería. El aterrizaje de Courtois en el Bernabéu fue una auténtica ganga. Cerca de 30 millones de euros por el mejor portero del Mundial en un mercado en el que, en el mismo verano, se pagaron 80 ‘kilos' por Kepa y 75 millones por Alisson. Un acierto total del Madrid de Florentino el hacerse con los servicios de Courtois a precio de saldo.

Alaba y Koulibaly, los defensas deseados para relevar a Marcelo y Ramos

Tras la contratación del portero belga el Madrid no se ha dormido pero también es cierto que no ha encontrado al jugador deseado...al precio deseado. La lista de la compra que hay en los cajones del Bernabéu es amplia, pero no hay dinero para firmarlos a todos a la vez. Los dos defensas que el equipo blanco desea fichar son Alaba y Koulibaly. Son los que más gustan, pero también los más caros. Vendrían a ser los relevos a medio plazo de jugadores gloriosos como Marcelo y Sergio Ramos, que deberían ir dosificando su número de partidos para dar un mejor rendimiento y no acabar fundidos las temporadas. Ninguno de los dos está en venta por menos de 100 millones de euros. Una pasada. (Exclusiva Defensa Central del 20 de agosto: el Madrid intentó fichar a Alaba)

Eriksen, el mejor relevo para Modric

En el centro del campo el Real Madrid lo tiene claro. Clarísimo. La apuesta se llama Eriksen. El danés es visto como el relevo ideal de Luka Modric. Gusta por su dinamismo, potencia en el balón parado y, además, por su facilidad para marcar goles. El problema, el de siempre, que el Tottenham se niega a venderlo. Eso sí, el jugador no ha renovado contrato y finaliza en 2020. Esa es la esperanza del Real Madrid, apretar a los ingleses con la cercana finalización contractual que tiene el crack belga con el equipo de Londres. Los spurs piden 150 ‘kilos' por su jugador y no quieren apearse del burro para negociar.

Un regateador, fichaje obligatorio: Neymar o Hazard

El Real Madrid ha detectado un fortísimo problema en la plantilla, nadie consigue desequilibrar. Regateadores puros en el equipo hay dos, Lucas Vázquez y Vinicius. Punto. Luego hay jugadores habilidosos como Isco o Benzema y otros que por potencia, como Bale o Asensio, pueden desequilibrar al oponente, pero ninguno puede ser considerado un regateador nato. Por eso, el Madrid quiere fichar desborde y los dos jugadores de dicho perfil que más gustan son Neymar y Hazard. El primero, más comercial, más caro. El segundo, con unas ganas locas de fichar por el Madrid...y con contrato hasta 2020 en el Chelsea. Como sucede en el caso de Eriksen, el belga podría salir más barato si Florentino acomete la ‘fórmula Courtois'. Aún así, estamos hablando de operaciones por encima de los 200 millones en el caso del brasileño y próximas a los 70-90 ‘kilos' en el del belga (Hazard ya no lo puede decir más alto: quiere ir al Real Madrid)

Mbappé, el sueño prohibido para la delantera

Por último, la delantera. Hay tres nombres que son los favoritos del Real Madrid. Por orden de preferencia gustan Mbappé, Kane e Icardi. El francés es el ‘hombre' En el Bernabéu creen que es el sustituto natural de los Messi, Cristiano y compañía en lo más alto de pódium del Balón de Oro para los próximos 10-12 años, de ahí que sea el deseado. Sin embargo, el PSG no tiene ninguna intención de dejarle salir y sólo una sanción de la UEFA por el tema del Fair Play Financiero podría acercarle al Bernabéu. En el caso de Kane el Madrid volvería a encontrarse con la resistencia del Tottenham que, si en el caso de Eriksen ya sería duro, con el delantero directamente sería ir a la ‘guerra'. Por último, Icardi. El argentino es el más factible por precio, ya que tiene una cláusula de 110 millones de euros. Gusta su faceta de ‘9' y su facilidad para hacer goles en una liga tan exigente como la italiana. No tendría tanto recorrido como Mbappé pero se le considera un relevo más que notable para Benzema.

Estas son las cartas del Real Madrid para los próximos periodos de fichajes. Eso sí, una cosa es lo que gusta y lo que se desea y otra bien distinta lo que se puede terminar comprando. También es cierto que en el Bernabéu se marcan esta reconstrucción a varios años vista, no van a ‘jubilarse' leyendas del club como Ramos, Marcelo, Modric o Benzema durante el próximo verano, pero sí se quiere tener a los mejores sustitutos posibles y que estén ya dentro de la élite porque con los Vinicius, Rodygo y compañía se irá sin prisa pero sin pausa. Esta es la filosofía del nuevo Real Madrid.