24por7
Florentino RS

El Real Madrid necesita fichar, pero fichar bien, para recuperar su brillo. Brahim Díaz será el séptimo jugador fichado por el RealMadrid de Florentino durante el mercado de invierno. Poco amigo de las incorporaciones a mitad de temporada, el presidente blanco siempre ha sido bastante cauteloso en la ventana de enero, sabedor que a mitad de temporada es muy complicado sacar jugadores de renombre de sus actuales equipos. Este fue uno de los mayores aprendizajes de su primera etapa como máximo mandatario del club, según recoge Rubén Cañizares en ABC.

Entre 2000 y 2006, el Madrid fichó a tres jugadores en el mercado invernal y todos ellos llegaron en las dos últimas temporada de Florentino como presidente. Su modelo de estrella más cantera ya no le generaba al Madrid los réditos de los primeros cursos y decidió probar algo distinto, aunque no obtuvo la ganancia esperada. Primero llegó Gravesen, en 2005, con protagonismo inicial y poco más. Su aguerrido carácter, limitado toque de balón y tendencia a caer lesionado hacían del danés un futbolista de mínimos. En 2006, Cicincho y Cassano fueron los elegidos por un desembolso total de doce millones. El lateral brasileño se hizo con la titularidad enseguida, mientras que al ariete italiano le costó siempre encontrar un hueco en el once, sobre todo por su deplorable estado físico. Con el paso de los meses, la querencia de ambos a la noche madrileña acabó por sepultar cualquier opción de ser jugadores importantes.

En la segunda etapa de Florentino, los tres fichajes invernales fueron por motivos bien distintos. En 2011, Adebayor, y en 2013, Diego López, fueron contratados por lesiones importantes en la plantilla, como fue el caso de Higuaín y Casillas, respectivamente. El ariete africano vino cedido del Tottenham y el portero fue repescado del Español por tres millones y medio. La incorporación de Lucas Silva en 2015 ha sido hasta hoy el último fichaje de invierno de Florentino Pérez, y el más caro. 13 millones para un prometedor mediocentro al que el Santiago Bernabéu se le hizo gigante y cuyos problemas de corazón detectados en 2016 le cerraron por completo las puertas del Madrid. Ahora, juega cedido en el Cruzeiro.