24por7
Sara Carbonero RS

No se puede estroperar una tarta añadiéndole choclate por encima, y en este caso, tampoco se puede empeorar la belleza de Sara con algo que la hace más atractiva aún. No son pocos los que están esperando que aparezca cuanto antes la campaña de Calzedonia de este verano. ¿El motivo? Como ya ocurrió el verano pasado, no será otra que Sara Carbonero la protagonista, según recoge Julián Carrasco en dg.

Una campaña que fue todo un exitazo y que todo apunta a que este año va a volver a serlo. Entre otras cosas porque Sara es una de las mujeres con más gancho de nuestro país. Y por un motivo muy sencillo: su belleza y su naturalidad.

Las marcas como Calzedonia acuden a ella conscientes de que Carbonero destila esa clase y ese buen gusto poco visto a día de hoy en las redes. Mientras muchas optan por posados muy extremos y presumen de curvas, Sara es más discreta en este sentido.

De hecho, en más de una ocasión ha asegurado que, pese a que lleva ya unos años siendo protagonista de muchas campañas, sigue poniéndose nerviosa cuando tiene una cámara delante.

Eso sí, esa naturalidad que tanto gusta tiene un pequeño truco: su escote. Y es que no es ningún secreto que la mujer de Iker Casillas pasó hace unos años por el cirujano plástico para hacerse un aumento de pecho.

Un aumento del cual ya conocemos los detalles. Tal y como explican en la web doctrosalvador.com, Sara pasó de tener una talla 85 a una 95. Un cambio pequeño pero significativo.

Un cambio que ha hecho que ahora Carbonero no tenga problema alguno en lucir esos escotes que tan bien le sientan. Y el secreto está en los implantes de 250 gramos colocados en plano submuscular. El resultado, como destacan muchos expertos, ha sido un pecho muy sensual que no ha perdido su naturalidad.