24por7
Rae Carruth RT

La exestrella de fútbol americano de EE.UU. Rae Carruth disfrutó de sus primeros minutos de libertad este lunes después de pasarse casi 19 años tras las rejas. Acaba de cumplir una larga pena de prisión por planear la muerte de su novia cuando estaba embarazada, informan los medios locales, según rt.

El exjugador de las Panteras de Carolina del Norte fue declarado culpable en 2001 de planear el asesinato de Cherica Adams, que estaba embarazada a la sazón de casi ocho meses, el 16 de noviembre de 1999. Quería evitar a cualquier precio tener que asumir la obligación de una manutención infantil. Un hombre armado disparó cuatro veces a la mujer, que se encontraba en su auto. Posteriormente, el autor material del delito declaró que Carruth lo había contratado.

La mujer, gravemente herida, logró marcar el teléfono de emergencia en su celular y ser rescatada. Salvó la vida de su bebé, que nació noventa minutos después del tiroteo por cesárea. El pequeño llegaba a este mundo con parálisis cerebral. Pero su madre, Cherica, no corrió la misma suerte: murió en el hospital semanas más tarde.

Tras la pérdida de su madre, Chancellor Lee Adams, que así se llama el joven hoy de casi 19 años, ha vivido con su abuela materna, a quien correspondía su custodia legal. Esta ha venido recibiendo repetidamente cartas del padre de la niña en la que pedía recuperar la "responsabilidad" de criar a su hijo una vez fuera puesto en libertad. También lo ha pedido en público a través de los medios de comunicación. La abuela, en cambio, lo ha rechazado una y otra vez.

"Pido disculpas por la pérdida de su hija", expresó Carruth en una entrevista con el canal de televisión WBTV el pasado mes de febrero. "Me disculpo por el deterioro de mi hijo. Me siento responsable de todo lo que sucedió. Y solo quiero que ella sepa que realmente lo siento todo", aseguró el exdeportista dirigiéndose a Saundra Adams, la abuela del joven.

Parece haberse dado por vencido. Poco después de las anteriores declaraciones, Carruth afirmó al periódico The Charlotte Observer' que ya había desistido de la posibilidad de estar en contacto con Chancellor y su abuela. "Prometo dejarlos en paz, veo que ahora es lo mejor para todos", admitió la exestrella de fútbol americano.