24por7

Roman Reigns, una de las grandes estrellas de la lucha libre profesional, anunció este lunes en una impactante declaración que su batalla de la vida real con la leucemia lo obligará a retirarse del ring de manera inmediata. El campeón universal de la WWE, de 33 años, reveló que fue diagnosticado con cáncer en 2008 cuando tenía 22 años. Desde entonces ha estado luchando contra la enfermedad, consiguiendo que entrara en remisión, según rt.

"La realidad es que me llamo Joe y he estado viviendo con leucemia durante once años y, lamentablemente, ha vuelto. Debido a que la leucemia ha regresado, no puedo cumplir mi papel. No puedo ser ese campeón de lucha y voy a tener que abandonar el campeonato universal. No voy a mentir, aceptaré todas las oraciones que puedan enviarme, pero no estoy buscando compasión, no estoy buscando que se sientan mal por mí, porque tengo fe", dijo Reigns desde lo alto del cuadrilátero.

Pese a haber renunciado a su título del campeón universal de la WWE, el luchador aseguró a sus fanáticos en Providence, estado de Rhode Island, que ese no sería su último día en el ring.

"De ninguna manera esto es un discurso de retiro, porque después de que venza la leucemia, volveré a casa. Y cuando lo haga, no se tratará de títulos y de estar arriba, se tratará de un propósito", dijo Reigns, quien está dispuesto a superar la enfermedad para mostrar a todos que se puede hacer frente a las situaciones "en las que la vida te arroja una bola curva". "Lo superaré y volveré para que me vean muy, muy pronto", prometió.