24por7

Una campaña de recaudación de fondos en línea ha logrado reunir más de 120.000 euros (137.000 dólares) para el exboxeador francés Christophe Dettinger, sospechoso de atacar a golpes a dos gendarmes en París durante la protesta de los 'chalecos amarillos' el 5 de enero, antes de ser cerrada este martes por la plataforma Leetchi, según rt.

Dettinger, campeón de Francia en 2007 en la categoría de peso semipesado, fue grabado golpeando a los oficiales en un puente del río Sena después de que los policías comenzaran a usar gas lacrimógeno contra los manifestantes.

El excampeón de 1,92 metros, apodado 'el gitano de Massy', se entregó este lunes a las autoridades y actualmente permanece bajo custodia. El deportista explicó que solo se estaba defendiendo ante la actuación policial, si bien reconoció haber "reaccionado mal".

Los autores de la iniciativa explican que su objetivo pasa por "apoyar a su familia y mostrarle la solidaridad del pueblo de los 'chalecos amarillos', del verdadero pueblo francés". La mañana de este martes, la campaña acumulaba ya más de 120.000 euros con más de 7.000 participantes que habían hecho donaciones.

Entretanto, el Sindicato de Oficiales de Seguridad Interna CFDT denunció la campaña a través de su cuenta en Twitter, asegurando que se trata de "un mensaje de odio y de violencia" que debe ser "castigado".

En la misma línea, varios ministros franceses también han criticado la iniciativa. La ministra de Trabajo, Muriel Penicaud, calificó la campaña de "incomprensible", mientras que la titular de Igualdad, Marlene Schiappa, afirmó que "contribuir con una recaudación de fondos para apoyar a alguien que atacó a un oficial equivale a ser cómplice de estos graves actos de violencia".

Más tarde, Leetchi anunció en un comunicado que, "dada la cantidad alcanzada hasta ahora", el fondo ya no acepta contribuciones, aunque los autores de la iniciativa no habían precisado una suma máxima. La compañía francesa también prometió que los fondos recaudados solo servirán para "financiar los costos legales" del púgil, y serán ingresados "directamente" en la cuenta del abogado, "sin ningún intermediario".