24por7
Rescate RS

Estas delcaraciones no han sentado nada bien en España. «No es época de subir a los nevados porque es verano austral, es un tremendo error hacerlo en esta época. En este caso particular, no es un problema del cambio climático, el error es escalar en esta época porque la nieve está fofa y no está consolidada», señaló este martes a ABC, Gisela Orjeda, presidenta ejecutiva de Inageim (Instituto Nacional en Glaciares y Ecosistemas de Montaña de Perú), según recoge Pao Ugaz en ABC.

Esta bióloga de profesión subrayó también que «escalar un nevado siempre es peligroso, pero en época de lluvia donde la nieve no está consolidada, los peligros de que sufras un accidente son mucho más altos». «La época de lluvias en los Andes es en verano austral. Es decir, que cuando coincide la lluvia, la mayor incidencia solar y la mayor temperatura no permiten la consolidación de la nieve en los glaciares», precisó Orjeda.

El pasado domingo, una avalancha causó la muerte de tres montañistas españoles y un guía peruano cuando regresaban de escalar el nevado «Mateo» de 5.000 metros de altura, ubicado en Carhuaz, a 500 kilómetros al centro de Perú.

Los españoles que fallecieron son: Adrián San Juan Ferello (de 26 años), Sergio Porteros Villar (de 26 años) y Gérard Borrul Rega (de 26 años). También falleció el guía peruano Rubén Darío Alba (de 39 años).

El director de glaciares del Inageim, Jesús Gómez, señaló, por su parte, a este periódico que «esta época no es la mejor para hacer escalada de alta montaña». «Si bien el cambio climático afecta en general a los glaciares, en este caso, se debió tener en cuenta que las lluvias en los Andes hacen que la nieve que rodea los glaciares sea más débil y que la escalada represente un mayor riesgo de accidentes para las personas que lo practican», indicó Gómez.

Rafael Figueroa, presidente de la casa de guías de montaña de Huaraz, señaló que «escalar en tiempos de lluvia es más peligroso, toca estar más preparado para practicar este deporte». «Los turistas deben tener mayor información de las rutas de escaladas y que contraten a un buen guía para minimizar los riesgos», añadió.

Perú es el tercer país después de Bangladesh y Honduras, más afectado por el cambio climático en el mundo. Desde hace más de cuatro décadas, los glaciares de los Andes peruanos se están derritiendo y, según estudios del ministerio de Ambiente de Perú, las cadenas montañosas más vulnerables son La Raya (entre Cusco y Puno), Volcánica (entre Arequipa, Tacna y Moquegua), Chila (Arequipa), Huanzo (entre Ayacucho y Apurímac) y Chonta (entre Huancavelica y Lima).

Las cadenas montañosas ya mencionadas no superan los 5 kilómetros cuadradas de superficie glaciar y se prevé que estén extinguidas en los próximos diez años.

En Perú, ninguna entidad estatal, supervisa los servicios turísticos que ofrecen realizar la escalada de alta montaña y por ello ocurren accidentes que pueden ser evitados, tal y como ocurrió, en el nevado «Mateo» en Ancash.

Al navegar por los buscadores de internet, se puede encontrar varias empresas que ofrecen escalar el nevado «Mateo», sin señalar a los clientes los riesgos que corren al dedicarse a la escalada de alta montaña en épocas de lluvias en los Andes. Los precios de los paseos turísticos para escalar esta montaña fluctúa entre 300 y 500 euros.

En los avisos solo dicen «Tu Primera Cumbre 5.000 metros. ¿Sueñas con ascender un nevado?. Pues ya no lo sueñes, sino disfruta de las espectaculares vistas que esta experiencia ofrece en fotos o vídeos». Incluso, indican sin colocar advertencias que el nevado «Mateo», uno de los picos nevados de la cadena montañosa llamada Contrahierbas en la Cordillera Blanca (Parque Nacional Huascarán), «es considerado técnicamente de fácil ascenso».