24por7
Olefit RS

El gimnasio ya no es lo que era.  Las clases colectivas pueden ser una solución eficaz y motivadora para aquellas personas que van al gimnasio pero se sientan estancados o se han llegado a plantear abandonarlo, o bien porque se aburren o bien porque no el entrenamiento en solitario no les resulta gratificante, según ABC.

Cada año se experimenta en los gimnasios con nuevas disciplinas, no solo relacionadas con el baile como se suele pensar, sino también de entrenamiento funcional, estiramientos o artes marciales incluso; que invitan a participar, a superarse y a compartir dinámicas de ejercicio con otros personas.

Uno de los principales beneficios de las clases colectivas es que el monitor irá variando el entrenamiento entre las diferentes sesiones para evitar caer en la rutina, motivar a los asistentes y aumentar la dificultad de las clases. Un ejemplo de ello son las clases de «Les Mills», programas de entrenamiento con música donde se cambian las coreografías cada tres meses. Entre las últimas novedades que se han incorporado en los centros españoles encontramos:


«Swim run», nadar y correr

Se trata de un nuevo deporte exigente que mezcla carrera y natación. Se realizan circuitos que combinan nadar y correr en repetidas ocasiones, pasando del agua al suelo con rapidez y agilidad. Aunque en las competiciones se realiza campo a través, en centros como Zagros Sports se puede entrenar «indoor» siguiendo este exigente método que permite tonificar los músculos y quemar un alto porcentaje de grasas.

Una de las características más peculiares de este tipo de carrera es que, tanto en competición como en el entrenamiento, se debe realizar todo el recorrido con el mismo material. Esto implica nadar con zapatillas y correr con neopreno. En el gimnasio, se usa calzado preparado para el agua para sumar al ejercicio el esfuerzo extra de correr con los pies mojados.


«Olefit», el flamenco aeróbico

Es una combinación de entrenamiento aeróbico con movimientos del flamenco al ritmo de la música. En clases de 50 minutos se pueden quemar más de 500 calorías. Permite mejorar el tono muscular, la coordinación y el ritmo, la flexibilidad y la capacidad pulmonar.

Además, es una excelente forma de liberar toxinas y activar el metabolismo. Las clases están divididas en tres fases de ejercicios cardiovasculares progresivos con los que ir aumentando las pulsaciones y la intensidad.


«Ballet fit», danza clásica y fitness

Esta nueva clase de baile combina la técnica de danza clásica con el fitness. Su objetivo es reforzar la musculatura y mejorar la coordinación, el equilibrio y la flexibilidad. Un ejercicio cardiovascular o de resistencia que mejora la capacidad pulmonar y reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.

No es necesario tener nociones de danza para apuntarse, cualquier persona puede participar en estas clases. El monitor será el encargado de adaptar los ejercicios a cada persona y comprobar que la técnica es la correcta para que no se produzcan lesiones. A pesar de estar inspirada en los movimientos del ballet, se mezcla la música clásica con ritmos pop de diferentes intensidades.