24por7

Impactante momento no apto para personas sensibles. La levantadora de pesas francesa Gaelle Nayo Ketchanke se retiró en camilla pero terminó ganando la medalla de bronce en la competencia europea, según infobae.

Fue un grito escalofriante el que soltó Gaelle Nayo-Ketchanke después de sufrir una de las lesiones más impresionantes en el mundo del deporte. Los presentes en el recinto fueron testigos del momento en el que la atleta francesa se quebró el brazo al tratar de levantar 107 kilos.

Gaelle Nayo-Ketchanke intentaba igualar el registro de su rival, la española Lydia Valentín, quien se ubicaba primera en el Campeonato europeo de Halterofilia 2019. Finalmente, la campeona olímpica de Londres 2012 se quedó con el oro y, a pesar de su grave lesión, la gala obtuvo el tercer lugar en el podio.

El video, que se propagó rápidamente por las redes sociales, mostró la performance de la deportista de 30 años desde el comienzo. Nayo-Ketchanke se disponía a realizar su segundo intento en la modalidad de arrancada cuando uno de sus brazos no logró aguantar el peso.

En las imágenes se pudo ver el momento en que su brazo izquierdo cede antes de que pudiera ponerse totalmente de pie. La barra cayó sobre su hombro y ella terminó tirada en el piso bajo unos gritos de dolor que conmocionaron tanto al público como a los entrenadores.

El personal médico entró al instante, retiró a la atleta en camilla y la trasladó rápidamente al hospital mientras que los fanáticos, tras recomponerse del susto, la despidieron en medio de una ovación.