24por7

El paso de Garbiñe Muguruza por el torneo Elite Trophy de Zhuhai, el Masters B, terminó de la peor manera posible, con derrota contundente y bronca con su entrenador.

La jugadora hispanovenezolana cayó 6-2 y 6-0 en 71 minutos ante Qiang Wang, sustituta a última hora de la estadounidense Madison Keys, lesionada en la rodilla izquierda.

Pero la imagen que quedó de este último partido fue el enfrentamiento con su técnico, Sam Sumyk.

Este, en mitad de un descanso del encuentro, se marchó tras decirle: "que te jodan". Antes, Sumyk había intentado calmar y dar ánimos a Muguruza.

"Siempre estás enfadada, no tiene sentido hablar con alguien que está enfadado", dijo.

"No estoy enfadada", replicó ella.

"Hay una regla aquí, yo no hablo con personas que están enfadadas. Estoy intentando ayudarte", continuó Sumyk.

"Vale, pues ayúdame, ¿qué tengo que hacer?", le preguntó la tenista.

"Que te jodan", zanjó entonces el técnico, que levantó el brazo derecho en señal de disgusto y abandonó la pista.

Un día antes, el viernes, en cuartos de final ante Sevastova, Muguruza destrozó su raqueta y le dijo a Sumyk que no "sentía una mierda", que estaba intentando hacer su tenis y "sentía lo contrario".

La jugadora se dirigió al cámara de televisión y le espetó:

"¿Me quieren terminar de joder con la cámara?".

No obstante, su cabreo no fue impedimento para salvar tres bolas de partido, remontar y derrotar a la letona.

En semifinales, sin embargo, no hubo nada positivo.

Contra la china Qiang Wang, número 22 del mundo, que ya había vencido a la hispanovenezola en su único duelo anterior, en Hong Kong, Muguruza no supo parar el vendaval de golpes y acabó a su merced.

Tras un disputadísimo quinto juego, que se prolongó durante 11 minutos, la batalla se decidió a favor de Qiang Wang, que al final, tras ir cediendo 1-2 en el primer parcial, ganó 11 juegos consecutivos, rompiendo el servicio de Muguruza en cinco ocasiones.

En la final se enfrentará a la australiana Ashley Barty, que eliminó a la alemana Julia Goerges, defensora del título.