24por7

La tenista española Sara Sorribes Tormo hizo frente este 10 de anbbril de 2019 a la rumana Ana Bogdan, en el marco de los octavos del torneo WTA de Bogotá (Colombia).

Pero no fue solo el juego de ambas lo que captó la atención del público, sino la implacable diatriba que lanzó contra Sorribes Tormo su entrenador para motivarla cuando iba perdiendo tras el segundo set, según rt.

Ver esta publicación en Instagram

Muy bien Sara... vas mejorando 👏🤷‍♀️😂

Una publicación compartida de Sara Sorribes Tormo (@sarasorribes) el 7 Abr, 2019 a las 8:11 PDT

Enojado por el desarrollo del partido, Germán Puentes decidió recurrir a palabras duras para levantar la moral de la deportista. "¿Esto para qué lo quieres? Reviéntate la cabeza" con esto, dijo Puentes, sosteniendo la raqueta de la española.

"¿Para qué me llamas? Quieres que juegue yo? ¿Me pongo la faldita y juego yo? ¿Llamamos a tu papá, que venga a jugar también?".

Eso exclamó el extenista, de 46 años, al manifestar su indignación por el hecho de que Sorribes Tormo no seguía sus instrucciones.

"Aquí la que tiene que jugar eres tú, la que tiene que trabajar eres tú".

Y  concluyó en su monólogo, mientras que la tenista permanecía callada:

 "Basta de lloriqueos, de mirar para afuera, y ponte a trabajar".

Las frases que usó en su reclamo causaron la indignación y hasta ira de numerosas personas, que opinaron que el 'coach' había ido demasiado lejos, según recogieron algunos medios de comunicación.

Pero no opina eso Sara. En un comentario para el programa deportivo El Partidazo de COPE, de la cadena COPE, la propia jugadora afirmó que se siente "dolida porque la imagen que se da de Germán para nada es así".

«Para mí, Germán es como un padre y yo, como una hija. Yo no estaba siendo profesional en ese momento porque no estaba ni concentrada ni jugando el partido, ni con buena actitud. Él hizo su trabajo como profesional y ha salido perjudicado porque yo no estaba haciendo el mío».

«Él es una persona a la que quiero y quiere sacar lo mejor de mí. Germán es quien me saca muchísimo rendimiento. Estoy donde estoy por él. Quiere lo mejor para mí, y me aprieta con todo el cariño del mundo. Yo la bronca la tomo como un mensaje de que 'quieres ganar y no me estás haciendo ni puñetero caso, déjate de tonterías y escúchame'. Para mí es como si mi padre mi estuviera echando una bronca. No lo puedo tomar para mal».

 

El resultado final del partido muestra que las palabras de Puentes ejercieron influencia en Sorribes Tormo, ya que ganó en tres sets por 6-4, 4-6, 6-4 y avanzó a los cuartos de final del torneo, donde se enfrentará con la brasileña Beatriz Haddad Maia.

Ver esta publicación en Instagram

Un placer conocerte y escucharte 🙌! #valiente

Una publicación compartida de Sara Sorribes Tormo (@sarasorribes) el 1 Feb, 2019 a las 9:23 PST