Terelu Campos (SALVAME). SV

Terelu Campos ha vuelto. Se está recuperando de la recaída con su cáncer pero no está dispuesta a perder ni un ápice de su popularidad y por ello ha concedió una entrevista en la que se muestra guerrera y sin pelos en la lengua.

Terelu lo ha hecho mal. Cuando hace seis años anunció en ‘Sálvame' que padecía un cáncer de mama lo hizo como lo tenía que hacer: sin aspavientos, en su programa (el diario) y con honestidad. Pero en esta segunda ocasión, cuando, a principios del verano de 2018, se supo que Campos volvía a padecer la enfermedad, la periodista no supo gestionar la situación, se dedicó a hacer exclusivas a mansalva, a sacar partido de la tragedia y, encima, se ha retocado estéticamente. Ha sido todo demasiado superficial. Tiene derecho a hacer lo que quiera pero es como cobrar por asistir a un acto benéfico. No en muy ético que digamos.

No te equivoques, Terelu, no te están haciendo la cama... ¡Es peor que todo eso!

Pero ahora, Terelu ha vuelto para enfrentarse a las críticas, tal y como asegura en una entrevista para El País.

Para empezar, Campos se define como "presentadora, colaboradora y actriz". Sí, como actriz y sólo por aparecer 30 segundos en la segunda temporada de ‘Paquita Salas' (Netflix) Ahora va a resultar que Terelu va a ser la nueva Carlota Corredera, que es directora, presentadora, escritora, modelo y gurú de las dietas (rebote).

Luego, Terelu confirma que:

Estoy mucho mejor, más tranquila y de vuelta al trabaja

También analiza su imagen pública y cómo el público va a relacionarla siempre con las porras y los churros (algo que ella ha fomentado hasta la saciedad):

Da morbo y la gente es muy morbosa. Si la gente viera lo que como, no lo creería. Me como un churro y me cuentan veinte.

También confirma su fama de fiestera:

Soy noctámbula desde hace muchos años. Mi estado vital bien, empieza a las ocho de la tarde

Y ¿cómo lleva Terelu las críticas?

La primera que se critica soy yo. Tengo la fusta bien peladita, soy mi peor enemiga. Lo de la fusta suena a sadomasoquista pero no tengo nada de eso.

Tengo una coraza de varios dedos, por eso creo que se me ve más gorda de lo que soy

Y sobre su vida amorosa, Terelu muestra su cara más gamberra con unas incendiarias declaraciones:

Me lo he comido todo pero estoy en una etapa de tranquilidad. Ahora quiero mi cama para mí sola y el salón para todo el mundo