Belén Esteban.

Que Belén Esteban no es muy culta no es ningún secreto y su papel como figura pública siempre es polémico. ¿Es un buen referente televisivo? Obviamente no pero ahí está, siempre en la cresta de la ola. Pero el 13 de septiembre de 2018, la mal llamada 'princesa del pueblo' fue cuestionada y humillada como nunca por su compañero Antonio Montero. Y para colmo, Jorge Javier Vázquez le ha dedicado un post en la revista Lecturas en el que cuestiona la forma de ser de la de Paracuellos.

Un ejemplo: El 12 de septiembre de 2018, apareció en ‘Sálvame' una amiga de Chabelita que dijo haber quedado con Isabel Pantoja "un par de veces". En ese momento, Belén Esteban le preguntó si eso era "una o dos veces", por lo que el también colaborador, Diego Arrabal, le puntualizó a su compañera (con mucha mala leche), que "un par significa dos". De nuevo, Belén Esteban quedó como una inculta.

Al día siguiente, el programa rescató una entrevista al también colaborador de ‘Sálvame', Antonio Montero en la que calificaba a Belén Esteban como una persona "inculta y maleducada":

No me gusta lo que representa Belén en televisión.

Decía el periodista.

Belén se enfrentó a él, argumentando que lo de estudiar o no, era un problema suyo. Sus formas fueron tan incorrectas que volvió a demostrar lo que dicen de ella, que es una maleducada.

 

 

¿Cuánto podrá llegar a ganar Belén Esteban con la exclusiva de su boda?

JORGE JAVIER CRITICA A BELÉN ESTEBAN

Por otro lado, ese mismo día, Jorge Javier Vázquez publicó un post en su blog de la revista Lecturas en el que, directamente, acusaba a Belén Esteban de no tener sentido del humor para según qué cosas.

Vázquez narra que se enteró de la nueva boda de la de Paracuellos en la portada de la mencionada revista, y que luego coincidió con ella en el ‘Deluxe' del sábado 8 de septiembre de 2018.

El sábado no sucedió nada de lo que yo tenía previsto. Tampoco la entrevista de Belén fue la que yo esperaba porque hubo capítulos previos que me perdí. Se conoce que durante la semana la cuestionaron y ella llegó al plató calentita. A Belén, después de verla tantísimos años en televisión, la has comprado o no la aguantas. Yo soy de los primeros, así que, pase lo que pase, la voy a defender siempre. Quizás no debería tomarse las cosas tan a la tremenda y enfrentarse a la vida con más sentido del humor.

El sábado, cuando coincidí con ella en plató, la encontré muy pensativa, como de bajón. Salió con tanta fuerza que es normal que, después, entrara en un estado cercano al nirvana.