Jorge Javier Vázquez (Telecinco)

El 9 de octubre de 2018, durante la emisión de ‘Gran Hermano VIP 6: Límite 48 horas', la audiencia pudo notar que Jorge Javier Vázquez estaba ‘cambiado'. El presentador estuvo más arisco y agresivo que nunca, protagonizando hasta tres broncas en directo.

Si hay un triunfador este año en TV ese es , sin duda, Jorge Javier Vázquez. El 2018 está siendo absolutamente pletórico para él gracias , sobre todo, a ‘Supervivientes' y a ‘GH VIP'. Y no sólo por el éxito de estos formatos sino porque ha recuperado su buen hacer, su energía, humor y profesionalidad. Sin embargo, un día malo lo tiene cualquiera.

Mensaje directo a Jorge Javier Vázquez: tú provocas el caos, después no te quejes

Para ser justos, hay que decir que el 9 de octubre de 2018, Jorge Javier tenía motivos para estar enfadado. La primera bronca la recibieron los concursantes, quienes habían intentado boicotear la prueba semanal.

Así, Vázquez dijo:

'Gran Hermano' propone pruebas y lo que espera es que todos los participantes participen, intenten hacerla bien y que con ello el público se divierta y se entretenga.

No olvidéis que estamos en un programa de televisión. La prueba es para todos. Preguntaos si habéis estado a la altura

Luego le tocó el turno a la audiencia y a los que aseguran que Miriam está sufriendo acoso dentro de la casa:

Se están empleando términos muy duros para hablar de la situación que está viviendo Miriam. Me parece que estos términos ofenden sinceramente a las personas que sí lo están sufriendo.

Entiendo que no fue nada bienvenida en la casa, entiendo que Mónica sea torpe y caiga mal, pero Miriam se está dando cuenta que está siendo salvada por el público.

Estamos en un concurso de convivencia y cada uno está jugando sus armas.

Otro momento ‘curioso' fue el encuentro entre Jorge Javier Vázquez,y Aritz, el marido de Verdeliss. Unas semanas antes, el youtuber había acusado al presentador de estar más pendiente de los pectorales de Darek que de otra cosa.

Vázquez le respondió:

Erraste el tiro, no son los pectorales de Dareck los que me motivan.