Kiko Matamoros (Telecinco)

Nueva y polémica aparición de Kiko Matamoros en 'Sálvame'. El colaborador, eje central de multitud de polémicas en la actualidad, acudió al programa dentro de su cita semanal como responsable de ‘El club del espectador' y respondió a todos sus frentes abiertos además de enfrentarse a Toni Espina, al ‘amigo' de su exmujer, Makoke, dentro de ‘Gran Hermano VIP 6'.

Matamoros se ha divorciado de Makoke y ambos se han convertido en el tema favorito de T5. Ella se ha sentado dos veces en el ‘Deluxe' mientras que él ha dado una exclusiva y ha hablado ampliamente del tema cada vez que va a ‘Sálvame'. Al colaborador se le acusa de gastar más de lo que tiene, de haber sido un mantenido por su suegra y por el hijo de su exmujer-Javi Tudela-. Además, se especula con que el estado de salud no es bueno (¿por sus hábitos de vida poco saludables?) y a que apareció en muy malas condiciones en un bolo el pasado 30 de noviembre de 2018.

Todos estos son los frentes abiertos de Kiko Matamoros, quien volvió a sentarse, el 5 de diciembre de 2018 en ‘Sálvame' como responsable del ‘Club del espectador'.

Confirmó, primero, que había habido una "comunicación fría" con su hija Ana (con la que llevaba semanas sin hablar) y que la "comprende pero que no comparte" lo que piensa (ya que se ha puesto de lado de su madre).

Kiko aseguró que si contó públicamente la infidelidad a Makoke fue porque su hijo Diego iba a contarlo a los pocos días en el ‘Deluxe' y quiso adelantarse.

Matamoros fue muy directo con Makoke:

Está mintiendo mucho. Me ha defraudado. Se está faltando a la verdad.

Mi desengaño con Makoke comenzó el día que se sentó en el ‘Deluxe' para hablar mal de mí y mi hijo Diego. Ahí me di cuenta de que la prioridad de mi mujer era salvar su culo.

Cuando mi hija Laura vivió en mi casa, Makoke impuso unas normas que no existían pero cuando mi hija se fue, esas normas desaparecieron y dejaba hacer lo que quería a la novia de Javi (Tudela)

Sorprendente fue el ataque de Matamoros a su propio programa, alegando que el polígrafo al que se había sometido Makoke había estado ‘manipulado' a su favor, ignorando preguntas importantes y falseando otras.

Cuando dio paso a las llamadas de los espectadores, Kiko no dudó en atacar a la audiencia de forma gratuita:

Prefiero no tener la moral que tienen ciertas señoras.

En ese momento se pudo escuchar a María Patiño decir:

¡Qué falta de respeto!