Miriam Saavedra y Mónica Hoyos /Telecinco)

Ya está claro que Miriam Saavedra va a ganar ‘Gran Hermano VIP' aunque El Koala podría robarle el maletín en el último momento. ¿Quién lo merece más? No lo sabemos pero lo que es incuestionable es que Mónica Hoyos debería haber llegado a la final. El 6 de diciembre de 2018, Mónica fue expulsada (injustamente) y para colmo, Jorge Javier Vázquez la humilló en directo. ¿Por qué?

¿De qué parte estás en Gran Hermano VIP 6?

Miriam es insoportable en la convivencia pero merece ganar ‘Gran hermano VIP 6' por la sencilla razón de que sin ella no habría habido programa. Es la que ha creado todos los conflictos de la casa. Ha sido el epicentro de la acción. Pero no nos olvidemos que todo 'héroe' necesita un villano y Mónica Hoyos ha sido una muy buena ‘mala'.

Hoyos merecía llegar a la final porque sin ella, ahora todo es mucho más aburrido. Es una obsesiva que sigue paranoica con su ex y es inflexible con Miriam, es verdad. Mónica podría haber sido más lista, haberse sentado con Saavedra, hablar con ella y haber ganado puntos pero hay que agradecer que no ha jugado a nada, que se ha dejado guiar por sus impulsos.

Pero si uno ve las galas y los resúmenes de 'GH' cierto es que podría llegar a la conclusión de que Miriam es la 'buena' de la película y Mónica la 'mala'. Eso es lo que pensamos todos-o lo que nos han hecho creer- pero no tiene por qué ser así-.

El 6 de diciembre de 2018, Mónica fue expulsada y se notó mucho el partidismo del programa, en especial de su presentador, Jorge Javier Vázquez.

Durante la entrevista en plató, Vázquez se pasó mucho con ella. Le lanzó un par de dardos injustificables.

Por ejemplo, cuando los finalistas tuvieron que escoger a un compañero ya expulsado para que hiciera campaña a su favor fuera, Mónica Hoyos no fue elegida por nadie aunque al final se quedó con Asraf (pero porque Omar Montes se negó antes).

Cuando los finalistas tenían que elegir, Vázquez le preguntó a Hoyos si pensaba que alguien la escogería y ella contestó que no.

Pues piensa por qué, piensa.

Le reprochó el presentador.

Y luego, Vázquez le dijo:

Te conocía desde de hace años, pero tu paso por los platós no me gustaba. No me gustaba lo que contabas ni cómo lo contabas; pero ahora te he cogido cariño.

Y para terminar, todo el mundo sabe que el premio está entre Miriam y El Koala. ¿Quién lo merece más? Ella, por su puesto. Él ha sido un estratega muy poco valiente, no ha sufrido ni la mitad de la mitad que la peruana.