Luis Fonsi, Antonio Orozco, Paulina Rubio y Pablo López en 'La Voz' de A3.

Para Antena3, 'La Voz' era una patata caliente. Nadie lo puede negar. Hacerse con un formato que había triunfado (y quemado) en Telecinco era una apuesta arriesgada y casi suicida. Pero el 7 de enero de 2019 salimos de dudas y hay un dictamen: La nueva 'Voz' merece la pena, y más, que su antecesora.

‘La Voz' de adultos en Telecinco ya era un formato cansado. Y puntualizo en la de ‘adultos' porque la versión infantil, la Kids, seguía siendo un éxito. El problema es que ya no interesaban los talents en los que los concursantes no importan y sí los que ya son famosos, los coaches.

Por eso, que A3 comprara el programa en tres de sus versiones (la original de adultos, la de niños y la de ancianos) era un riesgo, a priori, muy poco calculado.

Sin andarnos con rodeos lo diremos muy claro: Con sólo ver cinco minutos de 'La Voz' de Antena3 nos hemos dado cuenta de lo mal hecho que estaba el programa en Telecinco.


Nunca me ha gustado la paleta de colores de Atresmedia, me resulta fría y distante pero en el caso de ‘La Voz' es algo beneficioso. Todo se ve más claro, más elegante, más digno. Un expectáculo digno del siglo XXI.

No hay cambios de formato. No hay nada original pero notas que estás viendo algo distinto. En Telecinco se empeñaron en poner una cortina de humo (literal) que empañaba la imagen. Parecía curte. Y del sonido ya ni hablamos. En A3, ‘La Voz' suena mejor. No llega al nivel que hacen en Estados Unidos pero es digno.

Pablo López y Antonio Orozco repiten como coaches y les acompañan, en su nueva cadena, Luis Fonsi y una maravillosamente 'dispersa' Paulina Rubio. Y de pronto, los cuatro funcionan. Saben lo que hacen; televisión. Dan espectáculo. Se pican, se ríen, lloran y confraternizan con los concursantes.

Problema: Le ha costado arrancar. Creo que necesita más tijera en el montaje. No demasiada pero que no se enrollen tanto con ciertos talents. Aunque eso sí, no ha llegado a las dos horas la primera gala de audiciones a ciegas y eso es de agradecer.

La Voz' de Antena3 no aporta nada pero te hace pensar en la relevancia de la técnica. Si vas a hacer un programa musical, cuida las formas. Aquí lo hacen. Sólo hay que ver ese plató que luce más, que se abre más, que está mejor diseñado...

La nueva ‘Voz' va a triunfar. Mi madre me llamó a la media hora de haber arrancado y me dijo: "me gusta. Los famosos (los coaches) se abrazan a ellos (los concursantes) e incluso cantan con ellos. Son más humanos". Mi madre es otra a la que Malú no le gustaba.

PD: ¿Qué tal la puesta de largo de Eva González en A3? Pues me da igual. El papel del presentador en ‘La Voz' es casi anecdótico. Llora mucho pero no hace ruido. Ni para bien ni para mal.