El informativo de 8 minutos de Mónica Sanz, Vasile al teléfono y el nuevo show de Risto. Cuatro

El informativo de la vergüenza arrancó este 8 de enero de 2019 a las 14.15 horas. Apenas 8 minutos después, había finalizado.

La cara la puso Mónica Sanz, leyendo noticias a toda pastilla, dando paso a varios vídeos para repasar la actualidad a toda mecha y con una sola reportera, desde la sede del PP para informar de los pactos en Andalucía, interviniendo en todo el informativo.

Es la tristeza hecha noticiero de televisión, aunque el que Paolo Vasile y Mediaset España hayan dejado en Cuatro para la noche es aún más desolador: la eliminación total. Javier Ruiz, el conductor hasta ahora del informativo vespertino, se enfrenta a la enésima jugarreta del dueño del conglomerado televisivo. La cadena no ha dado ni una sola explicación al respecto. El injusto maltrato de Vasile a Javier Ruiz.

Pero por si fuera poco, las formas de Cuatro han sido bochornosas: estreno por todo lo alto en la misma jornada de un programa para competir con Zapeando de laSexta, y que es una suerte de mezcla de este programa con El Intermedio.

Miguel Lago, Risto Mejide y Antonio Castelo: cero risas.

Humor malote de la mano de Risto Mejide rodeado de otros cómicos, con el que, para más inri, intentaban desmontar las noticias falsas como auténticos valedores de la verdad periodística. El bochorno es épico.

ASÍ FUE EL BAJÓN ENORME EN EL VISIONADO DE 'TODO ES MENTIRA'

Una cadena sin informativos carece de identidad. A Vasile le da igual y estaría bien si admitiera el fracaso de Cuatro y se dedicase a rellenarlo con ficción extranjera, con el Chester y con Calleja (lo único que le funciona) y punto. Pero no, el 'mandatario' de Mediaset no se rinde y apuesta por la producción propia y vuelve a meter la pata.

Es curioso también el estreno de 'Todo es mentira', un programa que pretende desmontar noticias falsas en una cadena que, directamente, no da noticias y en una empresa que se ha negado a dar explicaciones de lo sucedido con los informativos.

Mónica Sanz es la única cara en el informativo de 8 minutos de Cuatro.

El programa en sí es como si en 'Zapeando' le copiaran los temas a Wyoming. Risto y sus colaboradores se ríen de los políticos, de los medios y pretenden profundizar en la 'verdad'. ¿Cómo? Utilizando Google como fuente o hablando con el jefe de prensa del Museo del Prado sobre la exhumación de los restos de Franco... Ah, y entrevistando a esa 'gran actriz' llamada Paula Echevarría que dice que tiene mucho sentido del humor...

Lo peor del programa es, sin embargo, el propio Risto. Parece una niñera cabreada, arrogante y que no sabe leer el telepronter con gracia. A ver, hablamos del piloto. Siempre puede mejorar. Ah, no, que es Cuatro, a lo mejor no llega a la semana que viene...